Otros

Una puja por los dólares se está gestando en los mercados

Una puja por los dólares se está gestando en los mercados

La tasa de oferta interban­caria de Londres, o Libor, alcanzó su máximo nivel en siete años y el costo de convertir el yen japonés en dólar estadounidense está subiendo, anticipándose a la reforma del mercado mone­tario que entrará en vigencia en octubre.

Necesito un dólar, un dólar es lo que necesito”, cantaba Aloe Blacc en 2010.

Los bancos japoneses po­drían estar tarareando un estribillo semejante ahora que los esfuerzos para ais­lar a los grandes inversores conocidos como fondos de mercados monetarios de una repetición de la crisis financiera de 2008 han ge­nerado una abrupta suba del costo del préstamo in­terbancario y del fondeo en dólares.

La tasa de oferta interban­caria de Londres, o Libor, alcanzó su máximo nivel en siete años y el costo de convertir el yen japonés en dólar estadounidense está subiendo, anticipándose a la reforma del mercado mone­tario que entrará en vigencia en octubre.

Esta reforma hará que los fondos de mercados mo­netarios prime, una im­portante fuente de aprovi­sionamiento de liquidez de corto plazo para los bancos construyan los llamados colchones de liquidez e ins­talen límites de redención, entre otras medidas. Si bien los cambios tienen como objetivo lograr que los fon­dos sean más seguros, están provocando turbulencias en los mercados moneta­rios ahora que los grandes bancos se ajustan a la nueva realidad de una contracción del fondeo combinada con la necesidad de mantener sus propias grandes arcas de activos líquidos.

La turbulencia obedece a que los fondos de mer­cados monetarios prime generalmente invierten un 60% de sus activos en pa­garés de corto plazo vendi­dos por empresas y bancos conocidos como papeles comerciales (CP, por sus siglas en inglés) y certifica­dos de depósito (CD), según el Deutsche Bank AG. Al aproximarse el plazo del 14 de octubre para la reforma de los fondos de mercados monetarios, estos fondos prime están cautelosos en la adquisición de esos activos, como forma de anticiparse a las redenciones de los in­versores o mientras tratan de construir los nuevos col­chones de liquidez exigidos.

Deutsche Bank estima que las tenencias de papeles comerciales y depósitos de los fondos de dinero prime han declinado un promedio de US$ 25.000 millones por mes desde octubre del año pasado, y los datos más re­cientes muestran una masa de US$ 617.000 a fines de junio, el menor monto del que se tiene registro. Se es­tima que esa cifra se redujo en US$ 50.000 sólo el mes pasado.

Comentarios

Más popular

Arriba