Otros

Triste final de joven madre

Gloria Carolina Yaharí es la joven cuyo cuerpo fue hallado ayer en Guarambaré en avanzado estado de putrefacción. Su muerte encierra una historia de drogadicción y deja huérfana a una niña de apenas dos años, según relata el padre de la fallecida.

Bienvenido Yaharí considera que la pareja de su hija Gloria Carolina Yaharí Gaona está detrás de la muerte de la mujer de 18 años de edad, cuyo cuerpo fue encontrado en avanzado estado de descomposición, envuelto en bolsas de basura, a un costado de la ruta Acceso Sur.

Según comenta el padre, la última vez que vieron a su hija fue el 7 de agosto pasado, cuando se encontraba con el hombre. “Pero desde el 1 de agosto, ella ya no nos visitaba, porque él le atajaba tres o cuatro días, le tenía encerrada, le torturaba”, agrega en contacto con radio ABC Cardinal.

El hombre confiesa que su hija era adicta a las drogas y fue en ese ambiente en que se involucró con el joven que ahora es señalado como sospechoso de su muerte. “Ese muchacho vende drogas, crack y mi hija fumaba marihuana, era adicta también”, refiere. El padre señala que en muchas ocasiones intentó sacar a su hija de ese submundo, pero periódicamente tenía recaídas. “Ella se había dejado de las drogas, porque yo le hablaba mucho, porque le llevaba muy mal y se dejó…”, recuerda.

Carolina deja una niña de dos años huérfana, quien actualmente vive con el padre. La joven había dejado al hombre para ir a vivir con el que ahora es considerado su asesino. “Se dejó del papá de su hija y se fue a vivir con este muchacho, al que le conocen como Carlos ‘Grande’ o Carlos ‘Puku’”, indica el señor Yaharí. Lamenta que la vida de su hija haya empeorado cuando la joven fue a vivir con el presunto microtraficante, ya que, además de la adicción que soportaba, era usada para vender las sustancias. “Le daba para vender droga y así…”, agrega.

Las sospechas en torno a este presunto traficante de drogas se acentúan cuando se recuerda que el joven había amenazado con hacerle daño a Carolina, debido a que la misma tenía una deuda pendiente con él por venta de drogas. “Una vez él le mensajeó a una hermana de Carolina y le dijo que Carolina le debía y que si no le pagaba le iba a solucionar su problema a Carolina”, relata el padre.

El hombre rememora que, tras esa última advertencia, ya no supo nada de su hija. “Ahí ella desapareció y no sabemos qué pasó, pero sospechamos que él la mató; todos los vecinos creen que fue él el autor, le conocen, todos le tenían miedo porque a todos les tenía a punta de pistola”, afirma. Sobre el paradero actual del presunto asesino, el padre señala que no tiene pistas aunque le informaron que el joven se trasladó hacia el sur del país. “Ahora me dijeron que está en Misiones ya”, comenta.

Carolina fue hallada muerta ayer, envuelta en bolsas de desperdicios y tirada en una cuneta de la ruta Acceso Sur, dos semanas después de haber desaparecido y seis días después de haberse denunciado su desaparición. La presencia de sus restos inicialmente fue confundida como un bulto de basura, hasta que el nauseabundo olor llevó a los vecinos a verificar las bolsas y descubrir su macabro fin.

Su estado de putrefacción era tal que no fue posible reconocerla inicialmente y se debió recurrir a sus huellas dactilares, informó la fiscala Carina Serón, quien mencionó que el informe forense señala que la víctima fue asesinada hace unos 10 días. Bienvenido Yaharí acudió esta mañana hasta la Fiscalía para iniciar los trámites que le habiliten a retirar el cuerpo de su hija de la Morgue Judicial. El problema que ahora debe sortear la familia -de escasos recursos- es el costo del traslado desde Guarambaré hasta Yaguarón, donde residía la mujer.

ABC

Comentarios

Más popular

Arriba