Otros

Tras dos años, Petrobras no puede venderse en Argentina

En medio de la crisis eco­nómica mundial sumado la caída de los precios del petróleo, Petrobras tra­ta de arrojar sus activos argentinos hace ya dos años, pero no ha tenido éxito hasta el momento.

En medio de la crisis eco­nómica mundial sumado la caída de los precios del petróleo, Petrobras tra­ta de arrojar sus activos argentinos hace ya dos años, pero no ha tenido éxito hasta el momento.

LAS DIFICULTADES

El entorno político y económico de Brasil, las investigaciones de lavado de dinero que desmanteló un esquema multimillo­nario de corrupción en la empresa, la diversidad de los activos en el país veci­no y la caída de los precios internacionales del pe­tróleo, han sido los prin­cipales problemas para la realización de la venta.

NEGOCIO

El negocio de Petrobras en el vecino país es am­plio, incluye la explora­ción de petróleo y gas, petroquímica, generación de energía y estaciones de servicio, entre otros artí­culos.

Esta diversidad es el punto de operación más complejo en la realización de la venta.

Además de que Petrobras espera vender el paque­te de activos a un solo comprador, por lo que las expectativas pueden ne­cesitar ser revisadas ante las dificultades actuales.

COMPRADOR POTENCIAL

Públicamente, el único candidato para la compra de Petrobras Argenti­na es la empresa Pampa Energía, que opera prin­cipalmente en el sector eléctrico. Según los me­dios internacionales, la empresa habría ofrecido US$ 1.200 millones de los activos.

La compañía es uno de los principales distribui­dores de generación de electricidad y en Argen­tina lo realizan a través de Edenor, que sirve a 2,8 millones de clientes en el país.

PROPUESTA ANTERIOR

El año pasado, el esta­do argentino YPF hizo una oferta de US$ 900 millones de los activos de Petrobras (alrededor del 63%, ya que el resto se negocia en la bolsa de valores). La cual fue con­siderada baja por el Brasil y fue rechazada.

ANTECEDENTES

Ya en enero de este año Petrobras dijo que las metas operativas incum­plidas llevaron a la ad­ministración a recortar la inversión proyectada a US$ 98.400 millones.

La compañía, que había reducido su nivel de gasto dos veces desde junio del año pasado, responsabi­lizó por la medida tanto al desplome del petróleo como del real, además de la escasez de insumos en la industria petrolera.

Como resultado, Petro­bras redujo su estimación para la producción diaria promedio en Brasil a 2.145 millones de barriles de crudo este año, desde un objetivo previo fijado en 2.185 millones de barriles.

La compañía está traba­jando en un plan de in­versión a cinco años para el período 2016-2020. Originalmente, el gasto de capital para el lapso del 2015 al 2019 fue estimado en US$ 130.300 millones.

Según Petrobras, unos US$ 80.000 millones, ó 81% del gasto de capital planeado para el período 2015-2019, se destinarán a inversiones en explora­ción y producción.

Cerca de US$ 10.900 mi­llones serán destinados a la distribución y refina­ción, y el resto se inverti­rá en gas, energía y otras áreas.

Comentarios

Más popular

Arriba