Brasil

S&P mejora perspectiva del país que pasa de estable a positiva

La calificadora Standard & Poor’s comunicó el cambio de perspectiva de Paraguay, de estable a positiva, confirmando así la calificación en ‘BB’. Este cambio positivo significa un paso más cerca del anhelado grado de inversión, según un comunicado del Ministerio de Hacienda.
06-MI-01-CPreemplazo-700x466
La mejora en la perspectiva se debe principalmente a la capacidad de recuperación de la economía del país a las tendencias negativas de la región, así como a la implementación de políticas macroeconómicas prudenciales, al mejoramiento de la diversificación económica, que podría limitar la vulnerabilidad del país a los shocks externos, y al mejoramiento de las instituciones económicas, especialmente de la Oficina de Política de Endeudamiento del Ministerio de Hacienda, dice el comunicado.

El informe también hace mención al crecimiento económico de 4,4% en el 2014, a pesar de las debilidades de los socios comerciales, al bajo precio de la soja, reflejando menor volatilidad y dependencia al ciclo de los precios de los commodities. Asimismo, hace hincapié al aumento de la inversión privada en la construcción, la ganadería, el servicio y los sectores industriales. El incremento de las inversiones manufactureras, principalmente en maquila, junto con la industrialización de la cadena de producción agrícola, ayudarán a diversificar la economía.

Standard & Poor’s menciona que Paraguay cuenta con indicadores externos sólidos, lo que le da flexibilidad al país para resistir los choques externos inesperados. Las reservas internacionales han aumentado de manera constante en los últimos cinco años, el nivel de endeudamiento se mantiene bajo en relación a los países de la región y se han establecido metas de inflación.

DESAFÍOS
El informe hace referencia a los factores que podrían ayudar a seguir mejorando la calificación país, como un continuo crecimiento económico, tener una trayectoria en la resiliencia económica e institucionalizar la política fiscal. Del mismo modo, reforzar el marco regulatorio e institucional del país para reducir la incertidumbre y, al mismo tiempo, fortalecer la capacidad de ejecución de los organismos claves del gobierno para impulsar proyectos de inversión pública.

Las otras dos calificadoras también mejoraron sus perspectivas sobre el país este año. El 20 de marzo pasado, Moody´s elevó la calificación de Ba2 a Ba1, manteniendo la perspectiva estable, y Fitch Ratings, el 29 de enero de 2015, subió la calificación de BB- a BB, manteniendo la perspectiva estable, ayudando a la mejora en la percepción de riesgo de los inversores.LA NACION

Comentarios

Más popular

Arriba