Otros

Silenciador para un crimen

SALTO DEL GUAIRÁ. Efectivos de investigaciones hallaron esta mañana los documentos personales del asesinado exconcejal de esta ciudad, Víctor Ramón González. Junto a su billetera también había un caño de pistola 9 mm adaptado para silenciador.

Las pertenencias fueron encontradas esta mañana en un baldío, en las adyacencias de la Universidad Nacional de Canindeyú (Unican) donde el supuesto autor del hecho, Héctor Fabián Fernández era docente. Según las pesquisas, tras haber dado muerte al exedil, el mismo se habría dirigido a dicha casa de estudios.

El fiscal Lorenzo Lezcano, quien encabeza la investigación del hecho dijo que el elemento hallado será sometido a un análisis laboratorial para determinar si fue empelado recientemente o no.

Además de los documentos personales y el cañón del arma, encontraron también el control del portón de la casa de la víctima. Los investigadores esperan encontrar igualmente el celular de la víctima, que también había desaparecido de la escena del crimen, presumiblemente llevado por el autor.

El aparato sería de fundamental importancia para echar más luz sobre el suceso, ya que la víctima habría estado en contacto telefónico con su asesino, minutos antes del crimen.

Mediante imágenes de cámaras particulares y de la municipalidad, la Policía tiene certeza que el autor de la muerte de Víctor Ramón González, ex concejal y ex presidente del Distrito M 2 Paraguay del Club de Leones, es Héctor Fabián Fernández, abogado, docente universitario, gerente de un conocido shopping y dirigente de la Cámara de Comercio local.

Además cuentan con importantes datos aportados por la concubina de la víctima, quien estuvo en la casa donde se produjo el asesinato. Su presencia no fue detectada por el criminal por lo que logró salir ileso del hecho.

No tuvo la misma suerte el padre del exedil, Víctor González Núñez (86) quien también fue baleado en la cabeza por el asesino y terminó muriendo dos días después en un centro asistencial del Brasil. A este le habría disparado al solo efecto de no dejar testigo.

El fatídico suceso ocurrió el pasado miércoles 7 de setiembre en el barrio Adela Speratti de Salto del Guairá.

ABC

Comentarios

Más popular

Arriba