Agronegocio

Sector financiero del 2015, con varios cambios

La abrupta caída de los precios internacionales de materias primas, la escalada del tipo de cambio, la sanción de nuevas leyes, entre otros aspectos se resintieron fuertemente en el sector financiero este año. Pese a todo, las previsiones son positivas.
14001_831219250232777_6228719820715533758_n
Un análisis del economista Diego Duarte da cuenta de que el volumen de previsiones se ha duplicado, o inclusive triplicado, en varias entidades financieras. “Esto significa que, como resultado del deterioro del perfil crediticio de sus clientes, las previsiones han comenzado a consumir mayores proporciones de los ingresos de las entidades financieras”, acotó.

Aseguró que este deterioro en la calidad de la cartera de préstamos de las entidades financieras tiene su principal origen en las condiciones desfavorables que atraviesan los sectores agrícola y comercial. “El primero ha acusado el impacto de la baja de los precios internacionales de materias primas, especialmente de la soja, que ha disminuido los ingresos de los productores y, con ello, la capacidad de cumplir con los elevados niveles de endeudamiento, que en un alto porcentaje se concentran en deudas a plazos cortos con entidades financieras”, consideró.

Indicó que si se considera que los costos de producción no han disminuido, aparentemente, y que los precios internacionales no tendrían grandes aumentos en el corto plazo, en los próximos trimestres podrían continuar los desafíos para todos los actores del sector agrícola. Esta situación, según dijo, debería normalizarse en el mediano y largo plazo, pues la demanda internacional de materias primas no cesará, lo que permitiría a los productores ir ajustando sus posiciones financieras.

“De igual modo, el sector comercial y de consumo enfrenta una menor actividad debido a la maduración de ciertos segmentos de negocios (ventas de motocicletas, electrodomésticos, automóviles, por citar algunos), la escalada del dólar, el alto nivel de endeudamiento de las familias y la caída del comercio con países vecinos (Brasil y Argentina)”, agrega el especialista en su artículo a ser publicado en la Revista Economía y Sociedad, del Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya.

TARJETAS DE CRÉDITO

A todo lo anteriormente mencionado se suman los problemas surgidos con las tarjetas de crédito, importante medio de pago y financiamiento. “En el caso de que se prolongue en el tiempo, esta situación generaría mayor impacto en las ventas del sector comercial y en los ingresos y la calidad de la cartera de préstamos de las entidades financieras. Lo contrario ocurriría para muchas personas o familias: las limitaciones en las tarjetas de crédito les conducirían a un paulatino y saludable proceso de desendeudamiento”, acotó.

Finalmente, habla de que las perspectivas de mediano y largo plazo seguirán siendo promisorias para el país, “siempre que aprovechemos las oportunidades y no afectemos la confianza de las familias e inversionistas con acciones o políticas contraproducentes”.ABC

Comentarios

Más popular

Arriba