Otros

¿Qué tal si hablamos de Geomarketing?

Por Aldo Luberta Martínez

La etimología del vocablo Geomarketing refiere a las palabras Marketing y Geografía, y es la variante de la mercadotecnia que permite el análisis de la situación de un determinado emprendimiento, a través de la localización de clientes, locales de ventas, o la ubicación espacial, geoespacial, de la competencia.

La Doctora Coro Chasco Irigoyen, Ph.D en Economía y Administración de Negocios, voz autorizada cuando se refieren tópicos que atañen a la mercadotecnia, en el año 2003, en su artículo “El Geomarketing y la distribución comercial, publicado en la revista “Investigación y Marketing”, definió el Geomarketing como “un conjunto de técnicas que permiten analizar la realidad económico-social desde un punto de vista geográfico, a través de instrumentos cartográficos y herramientas de la estadística espacial”.

“ÁREA GEOGRÁFICA EXTENSA”

“Es una disciplina de gran potencialidad, y, para su práctica, suele emplearse un mapa digital en el que se aprecian todas las partes diferenciadas por símbolos y colores. Las empresas que, generalmente, hacen uso del Geomarketing son las que, precisamente, ocupan un área geográfica extensa”, señala Julio Manuel Fernández, Ingeniero en Marketing y Publicidad. “Muestra detalles de los clientes, su perfil, a qué segmentos pertenecen, cómo se distribuyen en una región determinada, y qué tipo de cuota de mercado la empresa tiene frente a sus competidores”.

El Geomarketing, analizado lo planteado por el ingeniero Fernández, se convierte en una eficaz herramienta para el desarrollo de los negocios. “Hay que destacar que el espacio donde se ubica la empresa, o el local de ventas, es un espacio donde acude el cliente, por lo tanto, a partir de ese momento, se convierte en un espacio de interrelación”.

BENEFICIOS DEL GEOMARKETING

Indudablemente que el Geomarketing reporta, dentro del proceso de marketing, grandes beneficios para la organización que, de manera eficaz, lo logra implementar.

“Lo que llamamos Geomarketing, por ejemplo, permite optimizar acciones de marketing, favorece un mejor conocimiento de los mercados, identificar puntos de ventas, identificar, y es algo muy importante, el área de influencia para precisar la población que se está cubriendo, y añadir valor en el proceso de atención al cliente, o de marketing directo”.

MIX EFICAZ

La contemporaneidad ha obligado, por así decirlo, al proceso de Geomarketing a hacer una alianza, tanto forzada, con las redes sociales. Ha dado lugar a una mezcla de acciones, a un mix de estrategias que, indefectiblemente, y como consecuencia de los tiempos modernos no podemos evadir.

“Esto nos ha permitido acceder a nuevas maneras de analizar los territorios de referencia, y, al mismo tiempo, recabar gran cantidad de información. Ha dado lugar a lo que los especialistas se han empeñado en nombrar como ‘minería de datos’; o sea, se traduce en la capacidad de analizar los datos en torno a la empresa, e interpretar toda esa información en beneficio propio”.

El mix de Geomarketing y las redes sociales permiten el feedback, la retroalimentación, con el cliente, y al existir una relación más personal con este, y tener nuevas maneras de compensarle, al mismo tiempo, se puede concretar su fidelización.

“Al mismo tiempo que los clientes informan de su presencia constante, se genera el marketing viral. También tenemos la oportunidad de medir el ROI (Retorno sobre Inversión) de la empresa. Nos da respuestas a interrogantes tales cómo ¿es efectiva la localización actual de mi empresa?, ¿dónde podría ubicar una nueva sucursal?, o ¿dónde dirigir una campaña publicitaria?”

ANÁLISIS Y UTILIZACIÓN DE DATOS

Para el ingeniero Julio Manuel Fernández, existen 4 maneras de analizar y emplear la base de datos que se obtiene tras la aplicación del proceso de Geomarketing. Son 4 clasificaciones que, según el criterio del especialista, rigen el funcionamiento de la variante de la mercadotecnia que traemos a colación.

“Primeramente, se toma en cuenta el lado de la demanda, porque los clientes llegan al lugar, analizan, compran, y luego informan donde efectuaron la compra; por el lado de la oferta, ya que las empresas identifican a esos consumidores reales, y a los potenciales que están por serlo; finalmente están las categorías de mapa de puntos y canal de comunicación”, concluye.

El mapa de puntos se hace efectivo cuando la empresa chequea un lugar de compra y venta, y cada lugar identificado representa un punto en el mapa digital; por último, el intercambio de información entre los compradores y sus seguidores crea un canal de comunicación. 5DIAS
PUBLICIDAD:
nissan

Comentarios

Más popular

Arriba