Frontera

Problemas con el transporte terrestre de soja disminuye la competitividad del país

El reto para el país sigue siendo agilizar el trans­porte de granos, Paraguay posee problemas serios de infraestructura que dismi­nuyen su competitividad.
43006231435322315
El reto para el país sigue siendo agilizar el trans­porte de granos, Paraguay posee problemas serios de infraestructura que dismi­nuyen su competitividad.

Cualquier país del mundo que busque ser exportador debe atender los costos transaccionales derivados con la conexión de su pro­ducción con el mercado in­ternacional al cual atiende.

Actualmente en el país operan 3 mil camiones sojeros, encargados de lle­var los granos a los silos y puertos. “Hoy Paraguay tiene una infraestructura en silos y puertos que pue­de albergar un 50% más de la producción que tiene actualmente, las rutas van necesitando su manteni­miento, necesitamos al­gunas rutas nuevas que el Ejecutivo está intentando conceder mediante la APP y una vez que estén esas rutas vamos a tener menos kilómetros que recorrer para llegar a los puertos; actualmente lo que necesi­tamos es el ensanche de las rutas 2 y 7 que ya están en los planes del Gobierno que se materialice cuanto an­tes”, sentenció José Berea, titular de la Capeco.

El servicio terrestre cuen­ta con una infraestructura relativamente consolidada y en condiciones de res­ponder a sus necesidades, pese a que en ciertas épo­cas hay zonas y tramos en los cuales dicha infraes­tructura revela ciertas li­mitaciones, pero en térmi­nos generales no es posible afirmar que la infraes­tructura vial se constitu­ya en una limitante de la operación de los vehículos o en un factor que afecte los costos de operación del sistema.

“En el país la zafra está co­rriendo normalmente, todo está corriendo de mane­ra normal, puntualmente existen problemas en algún silo o puertos en los recibos de los granos y ocasiona de moras, pero en líneas ge­nerales está fluyendo bien la cosecha a través de todas las rutas nacionales”, sen­tenció Berea.

LOGÍSTICA MARÍTIMA

Actualmente se viven mo­mentos tensos en cuanto al comercio exterior por las restricciones comerciales impuestas por Argentina, considerando que el 90% del comercio nacional se desplaza por suelo argen­tino, principalmente por la hidrovía Paraguay-Paraná, ruta fluvial que paradójica­mente actúa en simultáneo de dispensador de riquezas para la Argentina y, por el otro, un calvario económi­co para el Paraguay, sujeto al imprevisible antojo po­lítico de su par con costa marítima. Actualmente la situación logística por la que atraviesa el sector son los problemas en el trans­porte fluvial.

“Los inconvenientes que estamos teniendo fueron a raíz de ese mes de huelga que tuvo Argentina, están todavía perjudicando. Hoy no hay huelga en Argen­tina, el pico de la zafra de aquel país más los envíos de nuestros productos hi­cieron que se congestionen mucho esos puertos y hasta el día de hoy hay demoras y siguen congestionados; esa es la situación por la que estamos atravesando, to­davía estamos arrastrando esos problemas. Tenemos barcazas que tienen más de 20 días de espera”, apuntó Berea.

El desarrollo económico y los modernos sistemas de transporte se han con­jugado para utilizar a la Hidrovía como alternativa para el traslado de produc­tos primarios de la región hacia los puertos de trans­bordo y los mercados de ultramar, así como de los productos de importación necesarios para el desen­volvimiento de su econo­mía, según un informe de Transporte Fluvial de Gra­nos y Productos Procesados en la Hidrovía Paraguay–Paraná.5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba