Brasil

Precios internacionales de alimentos siguen cayendo, en el país no es así

Los precios mundiales de los alimentos cayeron a su nivel más bajo en casi cinco años, con un marcado decli­ve de los cereales, la carne y el azúcar, una estabilización de los aceites y un repunte de los lácteos.
88851631435839242
Yeruti Salcedo

[email protected]

Los precios mundiales de los alimentos cayeron a su nivel más bajo en casi cinco años, con un marcado decli­ve de los cereales, la carne y el azúcar, una estabilización de los aceites y un repunte de los lácteos.

En contrapartida a esto los precios de los productos de la canasta básica desde hace unos meses atrás suben sin dar respiro a los consumido­res, la cebolla y el tomate son los dos rubros que presentan los valores más altos, la ce­bolla se comercializa entre G. 12 mil a 15 mil, mientras que el tomate presenta valo­res de hasta G. 20 mil en los supermercados.

MERCADO DE

ALIMENTOS

Los mercados alimenta­rios son más estables y los precios de la mayoría de los productos básicos agrícolas notablemente más bajos que en los últimos años. Sin em­bargo, en el país, los precios de los alimentos -donde se destacan las frutas frescas y verduras- presentan altos valores al consumidor final por la adversidad climáti­ca que afectó a los cultivos, además por la situación interna de otros mercados proveedores de alimentos al Paraguay, como es el caso de Argentina que ofrece pro­ductos frescos ya a un eleva­do precio.

“Las cosechas tienen una dependencia del clima y hay años buenos y años malos. Los años buenos como éstos donde hay abundancia son los que categorizamos como súpercosechas. El efecto positivo es la cantidad de producción y el efecto nega­tivo es que los precios dismi­nuyen, negativo es para los productores en Paraguay, en el caso de la soja que tiene un precio más bajo que en el mercado internacional, sin embargo los consumidores son los más beneficiados.

En el mercado nacional es­timamos que los precios ba­jos ya se deberían sentir de acuerdo a los productos que se consumen en el país”, ex­plicó el analista económico Amilcar Ferreira.

La relación entre la divisa y los precios de los productos básicos es un factor que com­plica el análisis de los incre­mentos de los precios de los productos agrícolas. Tiene, asimismo, implicaciones en la manera en que cada país se ve afectado por los cam­bios. La medida en que los incrementos de los precios internacionales se traduje­ron en incrementos de los precios para los productores y consumidores nacionales en cada país dependió del tipo de cambio en relación con el dólar estadounidense, así como de diversos factores como los aranceles a la im­portación, las infraestruc­turas y las estructuras de mercado, que determinan el grado de transmisión de los precios.

PRECIOS DE LA SOJA

Los precios de la soja están repuntando, y a poco de al­canzar nuevamente los US$ 400 por cada tonelada debido a las condiciones climáticas por las que atraviesa EEUU.

Según publica Bloomberg, el problema radica en que los incrementos no van a durar.

Durante el resto del año, los precios estarán más bajos que ahora para la mayoría de los productos agrícolas debido a que hubo cosechas abundantes, señalaron los bancos.

El aumento de las existen­cias llevó el costo mundial de los alimentos al nivel más bajo en cinco años, mien­tras que Monsanto Co., la compañía de semillas más grande del mundo, la sema­na pasada indicó que la baja del precio del maíz y la soja probablemente persista más allá de 2015.

‘‘Hay mucha soja en todo el mundo y prevemos que la oferta sudamericana se­guirá compitiendo con la de los Estados Unidos”, seña­ló Christopher Narayanan, responsable de investigación agrícola de SocGen en Nueva York. Si bien los futuros de soja este mes subieron 4,9% en la Junta de Comercio de Chicago, a US$ 9,80 el bus­hel, los precios promediarán US$ 8,92 en el tercer trimes­tre, pronosticó SocGen.

Comentarios

Más popular

Arriba