Otros

Precio de canasta básica familiar aumentará solo 3,7% este año

Armando Giménez Larrosa
[email protected]
El comportamiento del precio de los productos en el mercado local fue deflacionario en los últimos dos meses, por lo que acumula a setiembre un encarecimiento total de 2%.

Esto propició al Banco Central del Paraguay (BCP) a reducir la proyección de inflación para este año, por lo que estima que el precio de la canasta básica familiar solo suba 3,7%, del 4% proyectado en junio.

Miguel Mora, economista jefe de Estudios Económicos del BCP, explicó que el reajuste a la baja de la expectativa de la inflación para finales de este año se debe a las nuevas informaciones que se tienen, como por ejemplo, el menor efecto traspaso por el tipo de cambio. Explicó que se explica por la menor suba del tipo de cambio local frente a la de la región.

Comentó que la inflación total mostró una trayectoria descendente desde mediados del 2014. Tras alcanzar una tasa anual de 7% en mayo de ese año, la misma fue disminuyendo hasta alcanzar una tasa del 2% en abril de 2015, a partir del cual comenzó a mostrar una tendencia levemente al alza, dijo.

De igual manera, otros indicadores que están más vinculados con el tipo de cambio, como el índice de precios de bienes importados, mostraron una trayectoria a la baja y una tendencia al alza recién en los últimos meses.

“Por un lado, la inflación de alimentos fue desacelerándose en los últimos meses (carnes y productos derivados de los cereales principalmente), lo que contribuyó a contrarrestar “en el agregado” las subas observadas en los rubros más estrechamente vinculados a la evolución del tipo de cambio, como son los bienes durables. Por otro lado, coincidentemente en el mismo periodo, el precio del petróleo comenzó a reducirse significativamente, lo cual también posibilitó la caída de los precios de los combustibles a nivel doméstico”, explicó.

MONEDAS
El informe señala que hay otro factor a considerar que es la marcada depreciación de las monedas de los principales socios comerciales de Paraguay. Si bien el guaraní se depreció respecto al dólar, las depreciaciones de la moneda brasileña y argentina fueron mucho mayores. Esto también contribuye a generar presiones a la baja sobre los precios domésticos.

Para el economista Elías Gelay, el argumento del BCP tiene lógica, ya que tanto en Argentina como en Brasil, de donde el Paraguay trae productos mayoritariamente alimenticios, están más baratos. “Eso tiene una presión sobre la canasta. A pesar de la suba del dólar a nivel local, eso contrarresta”, indicó. LA NACION

Comentarios

Más popular

Arriba