Otros

Policía, en alerta máxima por presencia de criminales del PCC en la capital

La Policía se mantiene en alerta máxima en Asunción y Central después de que el viernes último se descubrió un aguantadero cerca del aeropuerto Silvio Pettirossi de Luque.

Allí, los principales líderes de la megabanda y algunos elementos de la organización criminal brasileña Primer Comando Capital (PCC) planificaban un golpe a un transportador de caudales en la terminal aérea.

Los agentes del departamento Contra Delitos Económicos de la Policía llegaron hasta el escondite ubicado a 1.500 metros de la terminal área después de que interceptaran varias comunicaciones entre los miembros de la banda.

En ellas planificaban un golpe a un transportador de caudales en el predio del Silvio Pettirossi. Inclusive, los agentes descubrieron que un elemento logístico de la gavilla ya habría ultimado todos los detalles para alquilar una nave, que supuestamente iban a usar para transportar lejos de la capital el dinero producto del golpe.

El jefe de Contra Delitos Económicos, comisario principal Abel Cañete, señaló ayer que manejan el dato de que el exmiembro de la Policía Federal del Brasil William Medina Dos Santos, experto en explosivos y en tiros, quien salió en libertad el 12 de octubre último por compurgamiento de pena, también frecuentaba el aguantadero ubicado en Ballivián y Fortín Arce del barrio América de Luque.

Medina Dos Santos fue detenido en mayo de 2014 y era el encargado de detonar todos los cajeros automáticos y vehículos blindados que fueron atacados por la banda dirigida por el fugitivo Amado Ramón Benítez. “El extranjero fue filmado por las cámaras de seguridad en varios de los golpes. Pese a ello rápidamente volvió a recuperar su libertad”, señalaron los investigadores.

Tras confirmar la ubicación del aguantadero, los agentes allanaron el sitio en la tarde del viernes último. Allí fueron hallados dinero en efectivo, una pistola calibre 45 mm, cartuchos de fusil tipo M 16, uniformes camuflados, similares al utilizado por los miembros de las Fuerzas Armadas, a más de dos vehículos recientemente robados.

Supuestamente el líder de la banda, Amado Ramón Benítez, escapó minutos antes del lugar acompañado por otro criminal, Orlando Efrén Benítez Portillo, quien habría alquilado la propiedad, donde los maleantes juntaban todos los elementos necesarios para asestar el gran golpe. Igualmente, en el escondite fueron abandonados algunos elementos que hacen sospechar que los delincuentes también vigilaban los movimientos del empresario brasileño Tranquilo Favero, cuya residencia está a escasos 600 metros de donde se reunían los líderes de la megabanda, señalaron los uniformados.

MIEMBROS DEL PCC

De acuerdo a los investigadores, en el sitio también estaban escondidos varios extranjeros que serían los miembros del PCC que una semana atrás escaparon de una prisión del estado de Paraná, Brasil, y fueron trasladados hasta la zona para participar del atraco.

Debido a que todos estos criminales siguen sueltos y presumiblemente escondidos en Asunción y Central, la Policía se mantiene en alerta máxima para evitar ataques a transportadores de caudales o a entidades financieras en la Gran Asunción.ABC

Comentarios

Más popular

Arriba