Otros

Piden prisión por vender sal “envenenada”

La Fiscalía imputó y pidió prisión para Luis Alberto Guerrero, propietario de un empresa que reempaquetaba sal contaminada con elementos nocivos, entre ellos arsénico, un conocido químico utilizado como veneno.

La fiscal del caso, Carmen Gubetich, ya pidió la prisión preventiva para Guerrero, propietario de la firma “Besal S.R.L.”, quien está a disposición del juez penal de garantías Humberto Otazú, quien debe definir qué medidas adoptar. Esto se da luego de un procedimiento a uno de los depósitos de la empresa, donde se encontraron unos 50 kilos de sal para ser empaquetada, con tres marcas distintas: “Blanquita”, “Tresal” y “Sal Yodada”. Posteriormente se determinó que el producto contenía además metales pesados, entre ellos el arsénico, que es mortal.

Guerrero junto a otras personas fue imputado por los supuestos delitos de contrabando y comercialización de alimentos nocivos. Además, esta no fue la única irregularidad detectada, ya que en otro procedimiento se encontraron cargamentos de sal en un lote baldío y sin las más mínimas condiciones de salubridad.

El arsénico puede producir daños severos al organismo e incluso ocasionar la muerte. Presenta síntomas estomacales aunque también puede afectar las vías respiratorias y otras funciones vitales.

ABC

Comentarios

Más popular

Arriba