Otros

Pareja de fiscal cobraba por capacitar, pero estaba con permiso de maternidad

Monserrat Dávalos entró a trabajar en el Tribunal de Justicia Electoral apenas su pareja desestimó una denuncia en contra del ministro Alberto Ramírez Zambonini. Ella también capacitaba en sus vacaciones.
Igual que los mozos y choferes vip que fungen de capacitadores del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), mientras sirven el café y manejan los lujosos vehículos de los ministros, también Monserrat Dávalos Torres aparece dando charlas. Ella es pareja del fiscal Aldo Cantero, y ganó un cargo en la institución, donde el agente Anticorrupción desestimó una denuncia.

El presidente del TSJE en ese momento era Alberto Ramírez Zambonini, principal responsable de la supuesta sobrefacturación por servicios de alquileres, según denuncias periodísticas, y quien también concedió el cargo a la pareja del fiscal. El ingreso de Monserrat se dio 20 días después de que Cantero desestimara la causa.

Monserrat figura haciendo viajes al interior del país, comisionada “por viajes de capacitación, tareas de apoyo en la organización de reuniones con jueces y miembros electorales”, en meses en que la misma se encontraba con permiso de maternidad.

La funcionaria aparece incluso entre la delegación que viajó en simultáneo con Alberto Ramírez Zambonini y Jaime Bestard, ministros del TSJE, a Itapúa, en enero del 2015.

En su última conversación con este diario, Monserrat había señalado que tuvo complicaciones con su embarazo en diciembre del 2014, por eso hizo uso de sus vacaciones en enero del 2015 y continúo con “permiso de maternidad hasta fines de abril. Usé todo mi permiso, porque estuve internada”, aclaró.

Capacitaciones. Entre enero y abril, meses que Monserrat estuvo con permiso por maternidad, figura viajando a Itapúa y Alto Paraná, comisionada por capacitaciones.

Del 12 al 21 de enero de 2015, supuestamente estuvo en Itapúa participando en jornadas de capacitación. En estos días también viajaron Bestard y Zambonini, para reuniones con los jefes y funcionarios de los registros, a quienes Monserrat capacitaba.

En los registros de cobros de la citada funcionaria, se detallan dos viajes de trabajo en enero, y tres en febrero, marzo, abril del 2015. Por estos meses percibió un total de G. 13 millones.

Monserrat ya viene siendo noticia, no solo por su suerte de acceder a un cargo en la institución investigada por su pareja, sino porque cobra viáticos que inflan su sueldo hasta G. 20 millones al mes.

Monserrat cobró G. 8 millones en viáticos en diciembre del 2014, mes en que ella estaba internada, hecho que había confirmado ella misma.

El fiscal Anticorrupción llegó a negar su relación conyugal con Monserrat para acallar el escándalo, pero ella se encargó de confirmar que son pareja.
UH

Comentarios

Más popular

Arriba