Otros

Otro decano es imputado

Otro decano es imputado

El Ministerio Público resolvió hoy la imputación de Jaime Torales Kennedy, decano de la Facultad de Ciencias de la Producción de la Universidad Nacional de Caaguazú (Unca). El hombre es señalado por varios casos de corrupción.

Esta imputación se da luego de varias semanas de movilizaciones de estudiantes, quienes al igual que sus pares de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), iniciaron una vigilia exigiendo la salida de las actuales autoridades de la Unca, especialmente de Torales Kennedy.

Las imputaciones, para el decano y otros funcionarios de la casa de estudios, son por la figura de “exacción”, informó la corresponsal de ABC Color, Carmen Colmán. En el caso de Torales Kennedy, se lo imputa en carácter de “instigador”.

El decano fue repuesto en el cargo luego de haber sido apartado solamente por una semana, durante la intervención de la universidad. Como los estudiantes no estaban conformes con esta medida, decidieron volver a salir a las calles de la ciudad y retomaron la vigilia.

La investigación del Ministerio Público, sin embargo, continuó y da como primer resultado la imputación del académico. La denuncia que motivó este proceso se hizo a inicios de este mes, luego de las movilizaciones estudiantiles.

Los denunciados habrían incurrido en el cobro indebido por curso de posgrado con descuento directo y sin autorización del sueldo de los docentes, pago por carnet estudiantil, que nunca fue elaborado, pago por carnet de docente, pago por matrículas y derecho a examen sin la expedición de recibo de dinero.

LA INTERVENCIÓN

Ulises Villasanti, vicerrector y designado como interventor, explicó que durante estos días en que se desarrollaron los trabajos se notaron varias irregularidades notorias. Mencionó, por ejemplo, que el presupuesto que debía ser destinado a la filial de Choré no fue ejecutado en esa sede, también los recibos de dinero que ingresaba en concepto de matrículas y otros gastos que no eran entregados a los alumnos en el momento, los depósitos bancarios se hacían a las cuentas personales del administrador de la institución, entre otras anomalías.

Agregó que no se pudieron dilucidar más irregularidades porque los documentos de la administración están en poder de unidades fiscales de Choré, San Juan Nepomuceno y Santaní que investigan las denuncias. Por ese motivo el Consejo Superior Universitario decidió levantar la intervención, dijo.

IGUAL QUEDÓ COMO DECANO

Se realizó el informe correspondiente en el que constan las irregularidades que se pudieron notar, pero como quedaron sin documentos para continuar la investigación, y como el único órgano que puede destituir al decano es el Consejo Directivo de esa unidad académica de la facultad, se dialogó con los integrantes recomendando que se destituya a Torales Kennedy, pero sin embargo decidieron mantenerlo en el cargo.

Comentarios

Más popular

Arriba