Otros

Monja “planillea” en el MEC desde Europa

A pesar de que pasa apenas unas pocas semanas por año en el país, una monja figura como docente del Ministerio de Educación y Cultura, cobrando todos los meses como funcionaria de esta entidad.

El 28 de enero de 2015, Eva Arévalo Coronel, una monja, salía del Paraguay a bordo del vuelo 1261 de Aerolíneas Argentinas y no volvería a pisar suelo paraguayo sino hasta el 7 de diciembre pasado, cuando llegó otra vez a bordo de un avión de la empresa con bandera argentina aproximadamente a las 11:00.

A pesar de haber estado todo el año lectivo fuera del país, esta monja figura como funcionaria docente del Ministerio de Educación y Cultura y percibió una remuneración como tal, incluso durante todos los meses en que en realidad se encontraba en territorio extranjero.

De acuerdo a fotografías que constan en su perfil en la red social Facebook, Arévalo Coronel se encuentra radicada desde hace ya varios años en Italia. Es decir, al menos en los últimos tres años percibió un sueldo como funcionaria estatal sin haber estado presente en suelo paraguayo…o alguien lo hizo por ella.

Fotos en monumentos históricos del país europeo como el Coliseo o alguna de las míticas catedrales recubiertas de obras de arte impresionantes forman parte de la colección de Arévalo Coronel. Mientras tanto, debería estar enseñando en alguna escuela de nuestro país.

Según el portal de datos abiertos del MEC, Arévalo Coronel cobró en enero de este año G. 608.025 y tenía una antigüedad de 15 años y 8 meses. Lo llamativo de la cuestión es que ella ya había dejado territorio paraguayo el 16 de enero.

De acuerdo a datos migratorios a los que tuvo acceso ABC Color, desde al menos 2011 que Arévalo Coronel deja el país a principios de año, para volver solo cerca de las fiestas de fin de año. Unas semanas en territorio paraguayo, para luego volver a viajar. Es decir, que esta irregularidad se estaría produciendo desde hace ya cinco años.

ABC Color intentó conocer la versión de Arévalo Coronel, para lo cual dejamos mensajes a través de su buzón en Facebook, pero no recibimos respuesta alguna.

EL CASO DEL OBISPO

Arévalo Coronel no es la única religiosa que figura entre los supuestos planilleros del Ministerio de Educación y Cultura. En una nómina dada a conocer días atrás de los funcionarios cuya situación debía ser revisada por la cartera estatal figuraba el nombre del Obispo del Chaco, Monseñor Gabriel Escobar.

Escobar, sin embargo, aseguró que ya había renunciado hace tiempo a los rubros estatales y que su renuncia no había sido procesada por la secretaría de Estado. Afirmó además que desde hacía al menos dos años que no percibía la remuneración.

Comentarios

Más popular

Arriba