Agronegocio

Mercosur de la carne en alerta con el TPP

Mientras tanto el bloque gestiona un TLC con la UE desde hace 15 años.

Con el Acuerdo Estratégico Transpacífico (TPP, por sus siglas en inglés) firmado el pasado lunes 5 por los ministros de Comercio de 12 países, los países exportadores de carne del Mercosur deberían poner la lupa en este tema.

Si bien su aprobación definitiva a nivel de sus respectivos parlamentos puede demorar algunos años, lo cierto es que el tratado de libre comercio más grande del mundo incluye a cinco de los diez exportadores de carne más importantes y siete entre los principales importadores. Por lo tanto, se espera un gran impacto en el mercado internacional, advirtió el analista y director de la publicación Valor Carne, Miguel Gorelik.

Los tres miembros del NAFTA (Estados Unidos, Canadá y México), Chile y Perú (únicos países sudamericanos), Japón, Australia y Nueva Zelandia y cuatro países de Asia Sudoriental (Vietnam, Malasia, Brunei y Singapur) son los firmantes de la alianza.

Estos países representan a nivel mundial el 40% del PBI y el 30% del comercio.

Todavía no se conocen los detalles del acuerdo, pero a no dudar que los países no miembros quedarán debilitados en su competitividad para ingresar a tales mercados.

Las negociaciones se extendieron a los largo de siete años y los temas más difíciles de acordar fueron los de la protección a la propiedad intelectual de medicamentos biológicos, la industria automotriz y el sector lácteo.

En la carne vacuna

Este acuerdo tendrá un impacto global, pero hay elementos que indican que en el caso de la carne vacuna, será muy relevante.

En un rápido análisis que hicieron las entidades que representan a las carnes vacunas y ovinas de Australia, afirmaron que 52% de las exportaciones de esos rubros se dirigen a países que integran el nuevo acuerdo, en los que pagan aranceles por 1.000 millones de dólares australianos (más de 700 millones de dólares de EE.UU.) por año, cuenta que se va a ir reduciendo año tras año, quedando esos fondos en manos de productores y procesadores.

Por ejemplo, el arancel para la carne vacuna in natura en Japón caerá a 9% en 15 años, y para la carne procesada, desaparecerá; el arancel canadiense del 26,5% para las importaciones fuera de cuota irá a cero; México eliminará en 10 años los aranceles actuales de entre 20 y 25%; Perú eliminará el arancel del 17%.

El TPP es un recordatorio muy fuerte de que los acuerdos de libre comercio siguen proliferando en todo el mundo mientras el Mercosur no sólo no puede terminar sus negociaciones con la Unión Europea, iniciadas hace más de 15 años, sino que no ha hecho ningún intento con otros mercados, a excepción de los que firmó con Israel y Jordania, economías de pequeño porte, sostuvo Gorelik.

Consideró el analista que sólo un cambio rotundo de actitud impedirá que el Mercosur tenga que ingresar con sus productos a los demás países en condiciones de clara desventaja.

Fuente: Agro – El Observador.

Comentarios

Más popular

Arriba