Otros

Mercado paraguayo se volvió más sofisticado en 5 años

Haciendo un balance de la evolución del país en términos económicos en el último lustro, el saldo es positivo. Los principales motores de generación de riquezas anotaron una pronunciada expansión, a pesar de la volatilidad de la producción agroganadera, que todavía dicta las pautas a la hora de calcular el PIB.

Por Alfredo Schramm

PUBLICIDADE:
LILIAN

Corría el 2010, un año de crecimiento económico ré­cord (13,1%) y de mucho di­namismo en los negocios; fue entonces que empezó a engendrarse 5días, justa­mente para no perder ese tren llamado boom econó­mico de dos dígitos, algo no registrado desde los años de la construcción de Itaipú.

La pregunta fue: cómo podemos aprovechar este viento de cola; acto seguido los fundadores pensaron: porqué no tener un diario financiero en Paraguay, así como en los países más desarrollados; total la eco­nomía estaba de moda, se sentía el bullicio en las calles, las empresas redoblaban sus apuestas y los consumidores salían de compras de manera masiva.. En fin… era una idea que podía prender, aportan­do sofisticación al mercado y de paso ser un buen negocio; sin embargo el precio a pagar por esta insolencia perio­dística podía ser muy caro, ya que ningún pez gordo del empresariado estaba por detrás para sostener el em­prendimiento.

Fue así que un día como hoy, 14 de abril, pero de 2011 salió a las calles este diario. Algu­nos creían que el mercado no estaba preparado para esta herramienta de trabajo seg­mentada sobre todo para la clase A y menos que no viva de la morbosidad, el princi­pal combustible para vender noticias; pero aquí estamos, más fuertes que nunca, con un producto que se ganó su espacio y que pretende seguir por mucho tiempo más, innovando en cuanto a gestión a la hora de hacer periodismo y trayendo una mirada distinta y creativa de las noticias, nuestras princi­pales fortalezas.

ALTIBAJOS ECONÓMICOS

Desde el nacimiento del diario –último tramo de la presidencia de Fernando Lugo, la asunción de Federico Franco y el arribo al poder de Horacio Cartes-, la econo­mía paraguaya tuvo altibajos como históricamente lo tuvo en la era democrática por el todavía fuerte peso que tiene el agronegocio –y su dependencia del clima- en la estructura del producto interno bruto (PIB).

El promedio de crecimien­to económico, incluido la proyección para este año se ubica en 4,70%; 34 puntos menos que el lustro ante­rior (5,04%). Los números podían haber sido mejores, pero la sequía y desplome de los precios internacionales de la materias primas, junto al brote de aftosa (todos en 2012), no lo permitieron.

Además, desde finales del año pasado, se vive otra co­yuntura internacional, lo cual sin dudas afecta a Para­guay. Lo triste en este punto es que las políticas anticí­clicas del Gobierno avanzan de manera muy lenta por problemas de gestión, una materia que los colabora­dores de Cartes no pueden aprobar.

ECONOMÍA REAL

Siempre analizando el últi­mo quinquenio, en cuanto a los ingresos de las familias, el PIB pér capita pasó del equivalente a US$ 3.833 a US$ 4.600; sin embargo, la brecha entre ricos y pobres no logra acortarse; en otras palabras, los millonarios están con­centrando cada vez más la riqueza en el país, de acuerdo a informes del PNUD.

Desde el 2010, muchas fa­milias empezaron a salir de la pobreza y por ende a con­sumir; otras consolidaron su posición de clase media; es de ahí que el consumo de las familias paraguayas pasó de US$ 13.095 millones a US$ 18.750 millones.

Este consumo empezó a resentirse desde finales del año pasado, muchas familias se endeudaron por encima de lo que podían y la morosidad tanto en entidades financie­ras como en el comercio en general no paran de subir.

A esto se suma la amenaza de la inflación, la cual podría volver a arrojar a cientos de miles de paraguayos a la po­breza.

SISTEMA FINANCIERO

Al negocio de la interme­diación financiera le fue bastante bien, con récord tras récord en cuanto a ge­neración de ganancias en los últimos años. El topeo a los intereses que cobran por tar­jetas de crédito significó un punto de inflexión en el 2015 y todavía queda por ver todo el impacto que tendrá en el negocio de bancos, financie­ras y cooperativas.

El crédito para la vivien­da se fortaleció y las tasas continuaron bajando. Hoy se puede encontrar créditos hi­potecarios al 7,5% en moneda local, algo impensado hace 15 o 20 años atrás.

Según las estadísticas del Banco Central, el saldo de la cartera de créditos pasó de US$ 5.036 millones a US$ 12.491 millones, mientras que los depósitos pasaron de US$ 6.329 millones a US$ 13.356 millones, siempre analizando los últimos 5 años.

El retroceso se dio en ma­teria de regulación, pues tras 20 años volvió a caer una entidad financiera –Ára- en las narices de las autoridades de la banca central, cuyos informes –como el de infla­ción- también van perdiendo credibilidad.

Por el lado de la Bolsa de Valores, se están haciendo esfuerzos pero todavía queda mucho para que la Bolsa de Asunción obtenga el papel protagónico que se merece. A su vez, el panorama de las cooperativas sigue siendo incierto por la débil regula­ción al sector al igual que el manejo político en varias de ellas.

PUBLICIDADE:
12963850_1221346724550116_866745475394290376_n

FIGURAMOS EN RADAR

La salida a los mercados financieros internacionales con bonos soberanos fue un gran paso para el país, a partir de ahí varias empre­sas pudieron salir a buscar capital afuera creando un círculo virtuoso de inversión y empleo.

En esta línea, la calificación de riesgo país mejoró tres peldaños y si no fuera por desacertadas políticas de los administradores de turno del Central, Paraguay ya tendría grado de inversión.

Lo pendiente queda en manos de la administración pública, que el dinero de este endeudamiento sea bien uti­lizado.

También fue muy positiva la campaña de promocionar al país que lleva adelante el Ministerio de Industria y Co­mercio.

GESTIÓN FISCAL

La deuda pública paraguaya pasó de US$ 1.800 millones a US$ 4.500 millones, siendo la administración Cartes la que más contrajo compromisos.

Tras casi 10 años de superá­vit, el país está empezando a tener dificultades para que los números cierren, a pesar de la Ley de Responsabili­dad que logró aprobar este Gobierno. El mal gasto sigue siendo una constante en la función pública en donde no paran de aparecer casos de corrupción y despilfarro del dinero público.

Sostener a un Estado inefi­ciente sigue llevando gran parte del dinero y no se ven reales intenciones para una reforma estructural en este sentido. El paraguayo común y corriente es quien sigue sosteniendo este sistema a través del Impuesto al Valor Agregado (IVA).

El agronegocio, que es el sector que más dinero mueve en este país, sigue aportando muy poco, sólo el 2% de los ingresos directos del Fisco, pese a la reforma del Imagro, todo un fracaso en términos de recaudación hasta el mo­mento.

También entró a regir, con luces y sombras, el Impuesto a la Renta Personal (IRP), tras casi 30 años de haberse pro­yectado. Este impuesto irá alcanzando a gran parte de la población en los próximos años.
PUBLICIDADE:
download (2)
WWW.ALTOPARANADIGITAL.COM
CDE E REGION CON LA MEJOR FUENTE DE NOTICIAS.
Empresa del Grupo Capitanbado.com

MARCA PAÍS

La ganadería se posicionó como el producto de expor­tación estrella, llegando a casi 100 mercados y movien­do US$ 2.857 millones en términos de producción. En el 2011, la cifra llegaba a US$ 1.728 millones.

El brote de aftosa significó un duro golpe al sector; pero se demostró que la alianza público-privada funciona; ya que hoy la carne paraguaya está más fuerte que nunca.

La principal amenaza para este sector es el retorno de Argentina a los mercados internacionales; algo que ya está desinflando los pre­cios.

Por el lado de la agricultura, la soja siguió siendo la vedet­te, pero el arroz, el maíz y el trigo también aportan. La sequía del 2012 pegó fuerte y los precios internaciona­les ya no son los mismos, sin embargo el negocio del alimento siempre estará en auge y los márgenes de ren­tabilidad siguen siendo muy apetecibles.

PUBLICIDADE:
555

LA NACIÓN DE AUTOPARTES

En la rama industrial, se destacan las fuertes inver­siones en aceiteras y logística (más de US$ 800 millones en el último lustro). La expor­tación de aceite pasó de US$ 885 a US$ 1.214 millones al año.

Las industrias láctea, far­macéutica y de bebidas tam­bién crecieron de manera exponencial, pero sin dudas, la maquila es la que más bri­lló en estos años, haciendo de Paraguay el país de au­topartes para exportación a Brasil. Este sector emplea a, al menos, 5.000 personas de manera directa.

La exportación de ma­nufactura pasó de US$ 266 millones a US$ 512 millones mientras que la inversión privada pasó de US$ 330 mi­llones al año a US$ 446 mi­llones en el 2015.

PUBLICIDADE:
banner-anuncie

COMERCIO

La actividad comercial empezó a resentirse desde finales del año pasado, aun­que el comercio de frontera arrastra tres años malos por el desplome de la economía brasileña y su moneda. Aún así las inversiones siguen y este sector mueve hoy US$ 5.714 millones al año; US$ 1.300 millones más que hace 5 años.

El rubro de bares y res­taurantes experimentó un boom, sobre todo en Asun­ción. Hoy mueve casi US$ 1.000 millones al año.

CONSTRUCCIÓN

Este sector encabezó el cre­cimiento en el último lustro con una inversión anual promedio de US$ 4.000 millones. Muchas perso­nas compraron casas pro­pias y se dio la explosión de edificios residenciales y corporativos de lujo en Asunción.

El problema es que los pre­cios se inflaron y hoy mu­chos pisos están vacíos a la espera de inquilinos; mien­tras tanto los inversores (dueños) se ponen cada vez más nerviosos.

CUESTIÓN POLÍTICA

El país pasó airoso el ca­taclismo político que causó el juicio político a Fernando Lugo; porque no hubo gran incidencia económica; es más, ese año las exporta­ciones crecieron a pesar de la suspensión del Mercosur.

En el 2013, el Partido Colo­rado tuvo que recurrir a un ‘outsider’, el controversial empresario Horacio Cartes, quien transmite buenas in­tenciones, pero su equipo burócrata no acompaña el ritmo. Su mayor logro fue hasta el momento la ley de transparencia de la infor­mación pública, mediante la cual nos vamos enterando del festival que hace con el dinero público, valga la re­dundancia.

PUBLICIDADE:
download
WWW.PARAGUAYDIGITAL.COM
FM PARAGUAY DIGITAL – 24 HORAS DE MUSICA PARAGUAYA.

Comentarios

Más popular

Arriba