Otros

Macabro hallazgo y la tristeza de una humilde familia en PJC

Macabro hallazgo y la tristeza de una humilde familia

Esta es una historia tan trágica como típica en Pedro Juan Caballero relacionada a los crímenes sin resolver. Un macabro hallazgo que ocurrió el 24 de enero pasado y del cual no se sabía absolutamente nada hasta que una madre desesperada aparece y afirma que se trata de su hijo.
notas
EL HALLAZGO

El 24 de enero pasado, alrededor de las 08:30 horas, la Policía Nacional informaba el hallazgo del cadáver de un hombre que presentaba múltiples heridas de arma blanca, que además habría sido ahorcado con un cinturón, con el cráneo destruido en gran parte y el rostro totalmente desfigurado.

El hallazgo se produjo al costado de un camino vecinal de la Fracción Virgen de Caacupé en la colonia Mafusi, distante a unos 7 kilómetros de Pedro Juan Caballero. El informe señalaba que la víctima “tenía puesta una remera color rosada, campera color oscuro, pantalón jeans color azul, media color gris y un cinto de cuero color oscuro atado por el cuello, con el rostro y parte de la cabeza desfigurada”.

Se trató de identificarlo a través del sistema de identificación automática por huellas dactilares (AFIS) pero el resultado fue negativo. El forense Marcos Prieto diagnosticó como probable causa de muerte “traumatismo de cráneo encefálico grave”.

El cuerpo fue trasladado a la morgue del Hospital Regional pero no apareció ningún familiar, tampoco contaba con documentación alguna por lo que a través de una orden judicial fue entregado a la Universidad San Sebastián de Pedro Juan Caballero.

FISCALÍA

La fiscala Camila Rojas señaló a Radio La Voz del Amambay en la mañana de este martes (2) que el hallazgo del cadáver se produjo cuando el fiscal Martín Areco interinaba su turno.

En aquella oportunidad el cadáver no puso ser identificado debido a que no contaba con documentos y no apareció ningún familiar. Hoy aparecieron dos personas quienes dijeron haber reconocido el cuerpo sin vida como el de su hermano de nombre Arsenio Medina Coronel de 32 años. Uno de los hermanos sería Wilfrido Medina.

Acudieron a la Universidad San Sebastián y en una entrevista con la agente fiscal Camila Rojas, manifestaron de qué se trataba de su hermano Arsenio y que tenían un 90% de certeza por todas las coincidencias, las similitudes que han encontrado en el cuerpo.

“En ese sentido, lo que estamos tratando es de dar con más similitudes. Para la Fiscalía es importante determinar la mayor cantidad posible de similitudes con el cuerpo sin vida y el familiar del cual ellos sostienen que se trata para poder pedir la autorización judicial, ya que el cuerpo fue entregado por resolución judicial a la Universidad para su conservación”, sostuvo la fiscala.

“Los que sostienen ser hermanos de la víctima fatal, coincidieron en señalar que la desaparición de su hermano se produjo un día antes del hallazgo”, añadió.

“Igualmente hablan de un tatuaje (Rosario) que su hermano había tenido en el brazo derecho y también la madre habría reconocido las vestimentas que tenía el cadáver como la vestimenta que utilizó su hijo el último día que salió de su vivienda”, agregó.

MADRE DESESPERADA

La madre de Arsenio Medina Coronel de 32 años, Eugenia Coronel, señaló a Radio La Voz del Amambay en la siesta del lunes (1) que su hijo desapareció el 23 de enero pasado de su vivienda ubicada en Calle 9 Alemán Cue, distrito de Horqueta, departamento de Concepción. Le llamaron varias veces a su celular pero no respondía.

Según la madre, Arsenio había salido detrás de su esposa (una mujer de 30 años aproximadamente, que lo había abandonado en cuatro oportunidades y con quien mantenía una relación sentimental desde hace 10 años, sin hijos). La mujer escapó a Pedro Juan Caballero para refugiarse en casa de su madre en la Fracción Santa Teresa.

Doña Eugenia llegó a dialogar con la misma y ésta le manifestó que estaba en la casa de su madre pero que no se había encontrado con Arsenio y que no sabía nada sobre él.

Según Doña Eugenia, su hijo llegó a estar en la casa de suegra ese sábado 23 de enero pero su nuera le afirmó que no se habían encontrado.

Hoy martes (2) la mujer afirma que el cadáver que se encuentra en la Universidad San Sebastián es su hijo que estaba desaparecido.

Una vez que el Ministerio Público reúna los elementos necesarios y corrobore que efectivamente se trata de Arsenio Medina Coronel, solicitará la entrega del cuerpo a los familiares para una cristiana sepultura.

Comentarios

Más popular

Arriba