Otros

Los sojeros y campesinos llegan a un acuerdo por tierras

Después de años de con­flictos un grupo de ocu­pantes, en su totalidad paraguayos de la zona urbana de María Auxilia­dora, liderado por el señor Hilario Sosa, ha solicitado negociar con Agropeco, empresa dedicada al rubro agropecuario, para ad­quirir la porción de tierra que ocupan. La empresa ha negociado con ellos un arreglo dada la buena voluntad manifestada por dichos ocupantes y aten­diendo a su condición de paraguayos nativos co

Vicente Meza

[email protected]

La firma de dicho acuer­do se realizó el día de ayer, el precio de compra de la tierra fue pautado en un millón de guaraníes por lote, G. 12 millones por ha, lo que representa 10% del valor real del terreno.

Los ocupantes coinci­dieron en que pagarán el precio con lo producido en sus cosechas y según las posibilidades económicas reales que ellos mismos han ofertado. Con este acuerdo son beneficiados un poco más de 50 fa­milias campesinas de la zona.

Además Agropeco ha resuelto apoyar decidi­damente el mejoramien­to de la escuela que se asienta en la zona urbana de María Auxiliadora. Asimismo la empresa asume el compromiso de dar fuentes de trabajos a estos pobladores, en los nuevos emprendimientos proyectados de reforesta­ción, plantación de Stevia o explotación ganadera.

ANTECEDENTES

La historia iniciaba por el año 1985, en aquel tiempo el IBR dispuso la compra de dos fracciones una de 2 mil ha y otra de 4.000 ha, conocida como Colonia María Auxiliadora, de la empresa Agropeco.

En un principio el precio total de venta del terreno alcanzó la suma de G. 140 millones. Entre el año 1985 y el año 1987, el IBR pagó tres cuotas, totalizando la suma de G. 49.951.150, quedando un saldo de G. 90.048.850.

Agropeco solicitó al In­dert la fijación de un nue­vo precio para la fracción María Auxiliadora, aten­diendo a la demora para pagar el saldo adeudado y a la gran diferencia con el valor actual de la tierra.

Ya el 15 de abril de 2013 el Indert dictaminó que rechazaba la propuesta de Agropeco para la fijación de un nuevo precio. Ante esto la empresa decidió restituirle al ente público la cantidad pagada y se inició una acción declara­tiva contra el Indert.

En el 2014 Agropeco ob­tuvo el reconocimiento de la propiedad y se abocó a la negociación con los ocupantes para que res­tituyan las tierras o las adquieran.

TÍTULOS ILEGALES

Agropeco en su momento realizó numerosas reu­niones con los represen­tantes de la Cooperativa Pindó, que nuclea a la mayoría de los ocupantes, de los cuales aproxima­damente el 60% cuenta con títulos expedidos ile­galmente por el IBR. Esas personas son mayorita­riamente brasileros o des­cendientes de brasileros, personas no beneficiarias de la reforma agraria.

Dado el tiempo transcu­rrido sin poder arribar a un acuerdo con los mis­mos, se decidió promover una diligencia preparato­ria, proceso previo para una demanda formal.5IAS

PUBLICIDAD:
PETROBRAS

Comentarios

Más popular

Arriba