Otros

Liberan a comisario que asesinó a un niño

Liberan a comisario que asesinó a un niño

BAHÍA NEGRA. Un comisario que durante un confuso procedimiento policial mató a un niño obtuvo su libertad el pasado 13 de octubre tras una audiencia preliminar realizada en la sede de la Agrupación Especializada de Asunción.

El juez de Primera Instancia de Bahía Negra, Pablo Monges, firmó la orden de libertad del comisario Juan Armín Báez a pedido de la fiscala Teresilde Fernández, quien cambió la caratula fiscal de homicidio doloso a homicidio culposo.

La representante del Ministerio Público dijo que actuó conforme a derecho, ya que se allanó al pedido de la defensa de cambiar la caratula fiscal luego de que los padres de la criatura llegaran a un acuerdo con el acusado, alegando que solo se trató de una equivocación y que no hubo intención de matar.

ANTECEDENTES

El trágico hecho ocurrió en el interior del club naval Stella Maris, perteneciente a la Armada Nacional de Bahía Negra, alrededor de la medianoche del 27 de junio de 2015, ocasión en que perdió la vida Sergio Daniel Gamarra Sánchez, de tan solo 7 años. El niño se encontraba participando de una fiesta de San Juan en compañía de sus padres cuando recibió un mortal disparo de arma de fuego.

Testigos de aquel fatídico día indicaron que el comisario Juan Armín Báez llegó uniformado al lugar a bordo de su camioneta particular y en aparente estado de ebriedad. El policía intentó detener a una persona que horas antes habría protagonizado una riña.

El mal procedimiento del uniformado molestó a varias personas que participaban del evento social, por lo que lo increparon. Báez sacó su pistola calibre 9 mm y efectuó varios disparos supuestamente intimidatorios, pero una de las balas acabó con la vida del niño. El proyectil ingresó en el cuello, debajo del mentón, y salió por el hombro izquierdo de la víctima, quien fue inmediatamente auxiliada por sus padres y trasladada al hospital local; sin embargo, prácticamente llegó sin signos de vida.

El vehículo del uniformado fue quemado por un grupo de furiosos manifestantes, quienes también intentaron linchar al comisario en plena sede policial, por lo que tuvo que refugiarse en la base naval militar hasta ser trasladado a la Agrupación Especializada de Asunción, donde permaneció por más de 15 meses hasta que recuperó su libertad el pasado 13 de octubre.

El comisario Juan Armín Báez podrá seguir cumpliendo sus “funciones policiales”, ya que nunca fue dado de baja a pesar de segar la vida de una criatura.

Comentarios

Más popular

Arriba