Otros

Las personas en la economía digital

Por CARINA GÓMEZ HERNÁNDEZ

[email protected]

En una encuesta realizada cada año por la consultora Accenture, fueron entrevistados 3.100 ejecutivos y referentes tecnológicos de distintas industrias. El foco de la investigación es entender cómo la tecnología está impactando en las empresas y lo que les espera en los próximos años.
PUBLICIDADE:
1919612_1203389903012465_7594708261898672561_n

Se realiza en 11 países (Australia, Brasil, China, Francia, Alemania, India, Irlanda, Japón, Sudáfrica, Reino Unido y EEUU) y participan ejecutivos de distintas industrias: aerolíneas, consumo y servicios, comunicación, salud, equipos industriales, seguros, empresas públicas, tiendas minoristas, entre otras. En su mayoría son directores de empresas y directores de áreas de Tecnología.

Algunas de las conclusiones de esta encuesta apuntan a que lo digital domina cada sector de la economía y además, el ritmo del cambio tecnológico aumentó enormemente en los últimos 3 años en todas las industrias. Se calcula que el 25% de la economía mundial será digital en el 2020.
PUBLICIDADE:
12509569_736288336470841_4531796733646884095_n

El informe este año se llama: People First – las personas primero. Postulando la supremacía de la gente en la era digital. Se muestran 5 tendencias a tener en cuenta: automatización inteligente, fuerza de trabajo líquida, economía de plataforma, interrupción predecible y ética digital.

Fuerza de trabajo líquida: crear ambientes altamente adaptables y listos para el cambio. Las personas no solo deben ser expertos en la tarea, sino tener la habilidad de aprender rápido y cambiar permanentemente de velocidad.

La mayoría de las organizaciones se encuentra sobrepasada con la velocidad que la tecnología está imprimiendo a los negocios y a los mercados. Esto impacta también en la cultura organizacional, que necesita migrar hacia una cultural digital. Los parámetros cambian en forma permanente y cada vez más rápido, se requiere un manejo eficiente de grandes cantidades de información, y la forma de hacer negocios que conocíamos ya no funciona.

La barrera de entrada en la economía digital para las empresas es la falta de cultura empresarial. Además, no se conocen en profundidad los fundamentos del comercio electrónico, los hábitos del consumidor, los temas relacionados a la seguridad, además de carecer de un marco legal que regule la privacidad, la seguridad y la propiedad intelectual.

Sobrevivir y aun crecer en una economía digital va a requerir adaptación, aprendizaje y foco.

La necesidad de adaptación tiene que ver con reaprender el negocio, reinventando procesos, productos, servicios y la misma cultura. En este desafío, será fundamental encontrar nuevas maneras de hacer las cosas y un permanente conocimiento del mercado, de los clientes, de las oportunidades.
PUBLICIDADE:
banner-anuncie

Una plataforma fundamental es la innovación. Según cifras presentadas por el Banco Mundial, Paraguay invierte alrededor del 0,06% de su PIB en innovación y desarrollo mientras que Argentina destina un 0,62% de su PIB y Uruguay un 0,41%. Otros países que entendieron que este es el camino del desarrollo son Mongolia con el 0,28% y Guatemala, con el 0,5% de su PIB. También podemos citar otros países modelo como Finlandia, donde cerca del 3,8% del PIB van a parar a innovación y desarrollo de nuevos proyectos e ideas, e Israel con el 3,97%.

Los referentes consultados en la investigación están convencido que solo la tecnología no es suficiente para alcanzar los resultados cada vez más desafiantes, y allí entra el foco. Solo las compañías que pongan a las personas en primer lugar tendrán éxito en el futuro digital.

La capacitación será una de las herramientas, y el clima, basado en un liderazgo vincular, dará el marco necesario para que aparezca la creatividad, la innovación.

Son las personas comprometidas, alineadas e inspiradas las que generan ideas ganadoras y propuestas de valor potentes a la hora de desarrollar productos y servicios. Un enfoque que priorice a las personas, le permitirá a las empresas reinventar sus ofertas, maximizar procesos y adaptar la cultura a la economía digital.

En esta adaptación cultural, dar herramientas a las personas y apoyarlas en el desarrollo de sus potencialidades, será la base para construir una relación inteligente y efectiva entre la gente y la tecnología, generar la actitud de cambio y cimentar una ética digital.

(Fuentes: Technology Vision 2016 – Consultora Accenture. Informes Banco Mundial 2015)
la nacion
PUBLICIDADE:
555

Comentarios

Más popular

Arriba