Otros

La deforestación de bosques pasa factura con inundaciones

El aumento de las precipi­taciones y la significativa pérdida de cobertura bos­cosa en Argentina, Brasil y Paraguay, que se encuen­tran entre los diez países con más deforestación de todo el mundo, no permi­tió la natural absorción del agua.

Yeruti Salcedo

[email protected]

La crecida de los ríos limítrofes provocó una de las inundaciones más gra­ves de las últimas décadas y obligó a evacuar a más de 170.000 personas en los tres países, según Greenpeace. La expansión de la frontera agrícola ha dejado en míni­mo las masas boscosas de Paraguay.

Un reciente informe de la Organización de las Nacio­nes Unidas para la Alimen­tación y la Agricultura (FAO) ubica a Brasil, Paraguay y Argentina entre los diez países que más desmonta­ron durante los últimos 25 años.

Se debería principalmente a la alarmante deforesta­ción que sufrió la selva pa­ranaense o selva misionera, donde en Brasil y Paraguay fue prácticamente destrui­da, lo que no permitió ab­sorber el enorme caudal de agua. La deforestación se debería principalmente al aumento de los cultivos y la ganadería.

DEFORESTACIÓN

A nivel global, Brasil es el de mayor deforestación con 984.000 hectáreas anua­les, seguido de Indonesia con 684.000, Birmania con 546.000, Nigeria con 410.000 y en el quinto puesto Tanza­nia con 372.000.

Paraguay, como ya se había mencionado, se halla triste­mente en el sexto lugar, le siguen Zimbabwe, Repúbli­ca Democrática del Congo, Argentina y la República Bolivariana de Venezuela.

Por su parte, el viceminis­tro de Agricultura y Ganade­ría indicó que no es correcto afirmar que los cultivos de soja o la ganadería producen estas situaciones, indicó que se trataría de comentarios oportunistas.

“Desde el punto de vis­ta creo que no cuenta con ningún rigor académico, si consideramos que en el año 83 tuvimos una inundación mucho peor que la de este año, en aquella época no había ningún tipo de avan­ces en la agricultura me­canizada, como se trata de vincular, son comentarios oportunistas que quieren sacar réditos, captar fondos a través de este tipo de in­formaciones, para nosotros no despierta ningún tipo de seriedad ni rigor científico, estamos muy comprome­tidos con el desarrollo sus­tentable, cambio climático y compromiso país, pero no podemos atribuir a los cul­tivos de soja y a la ganadería esta situación”, sostuvo.

Indicó, además, que Es­tados Unidos es el mayor productor de soja y, sin embargo, ha tenido una de las sequías más grandes de todos los tiempos. “No ha tenido inundaciones, no hay ninguna correlación cien­tífica para que se puedan afirmar este tipo de situa­ciones”, finalizó. 5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba