Otros

CARTA PÚBLICA PARA ARLAN, VÍCTIMA DEL ÚLTIMO SECUESTRO REALIZADO POR LOS NARCOTERRORISTAS “EXTERMINADORES DEL PUEBLO PARAGUAYO” (EPP)

CARTA PÚBLICA PARA ARLAN, VÍCTIMA DEL ÚLTIMO SECUESTRO REALIZADO POR LOS NARCOTERRORISTAS “EXTERMINADORES DEL PUEBLO PARAGUAYO” (EPP), DE QUIEN NO SABEMOS SI CONTINÚA VIVO, Y PARA SUS ANGUSTIADOS PADRES, HERMANAS, FAMILIARES Y AMIGOS CERCANOS Y TAMBIÉN PARA NUESTRO PUEBLO Y LA OPINIÓN PÚBLICA INTERNACIONAL
10256885_405864536221384_3088557502019201233_n
Hago pública mi contrición, por no haber si capaz de generar acciones que obligaran al actual desgobierno a cumplir con sus imperativos constitucionales, empezando por el de garantizar la vida y seguridad de los habitantes de nuestro Paraguay, PatriaHumanidad hoy cautiva de traficantes de influencia y ejecutores de crímenes de lesa humanidad.
10256885_405864536221384_3088557502019201233_n
Hago pública mi contrición porque, ante la absoluta carencia de políticas públicas gubernamentales en materia seguridad y defensa, que pueden considerarse cómplices de los “Exterminadores…”, y no solo por omisión, no fui lo suficientemente ciudadano como para alzarme en armas, con otros compatriotas, mujeres y hombres, y enfrentar incluso en desigual combate de nuestra parte, y siempre en el marco de la Constitución y las leyes, y respetando el derecho internacional de los derechos humanos, a los que pretenden ser, y no lo lograrán jamás, Exterminadores del Pueblo Paraguayo.

Hago público mi juramento, ante Dios y mis mayores y ante la PatriaHumanidad, que si el aparato de Estado en manos del actual desgobierno, en un plazo perentorio no logra rescatarte con vida Arlan, o recuperar tus restos mortales si trágicamente ese fuera el caso, y destruir en combate, como ya corresponde hacer desde hace mucho tiempo, a los citados pretendientes del Exterminio de nuestro pueblo, respetando las leyes de la guerra por causa justa y humanitaria, y sin recurrir a los procedimientos aberrantes del terrorismo y mucho menos del de Estado, convocaré a los compatriotas que deseen incorporarse a la lucha armada, para –en nombre de las leyes divinas y del derecho natural, positivizado como derecho internacional de los derechos humanos trasegado en nuestra Carta Magna– enfrentar en el campo de batalla (jamás recurriendo a secuestros, torturas ni atentados) a tus repugnantes y despreciables secuestradores, acaso ya tus asesinos, como lo fueran antes de otros inocentes seres humanos y compatriotas, y a sus sobrevivientes y heridos rendirlos y capturarlos para ponerlos en manos de “nuestras autoridades” a objeto de que sean sentados en el banquillo de los acusados, para su juzgamiento bajo la garantía del debido proceso, el que ellos jamás brindaran a ninguna de sus víctimas.

Que sepan nuestros desgobernantes que en el Paraguay tenemos una enorme reserva de compatriotas, hombres y mujeres, quienes no queriendo la violencia estamos dispuestos a entregar incluso nuestras vidas en combate, por la Patria y la Humanidad, como en otras circunstancias lo hicieran nuestros ancestros, en dos guerras internacionales, y no para reeditar las irresponsabilidades guerreristas del máximo jefe de la primera (1864-1870), sino para honrar a quienes lucharon por la Patria sin cometer crímenes, y emular la unidad nacional de pueblo y gobierno, de mujeres y hombres, de civiles y militares, en la Epopeya del Chaco (1932-1935), experiencia bélica que no queremos repetir, y que en este caso, internamente, es el único camino que nos resta a quienes amamos la vida, tanto que somos capaces de arriesgarla por la seguridad de todos los habitantes de esta tierra (compatriotas y hermanos de otras patrias), hoy en las pésimas manos de sus desgobernantes, tan alejados de la leyes divinas y terrenales, como rendidas, si no cómplices, al crimen organizado local e internacional con sus diferentes manifestaciones.

Asunción, a martes 23 de mayo (vísperas de la celebración de María Auxiliadora) de 2014

Nota:
COMUNÍQUESE A LA CIUDADANÍA, y una vez realizada la difusión de este MANIFIESTO A LA CIVILIDAD,

INICIAR LA PREPARACIÓN DE LAS FUERZAS CIUDADANAS DE AUTODEFENSA, EN RESPUESTA CONSTITUCIONAL A LOS GRAVES CRÍMENES QUE PONEN EN PELIGRO LA SOBREVIVENCIA DEL PARAGUAY, PERPETRADOS POR LOS QUE INTENTAN SER EXTERMINADORES DEL PUEBLO PARAGUAYO, Y OTRAS BANDAS ORGANIZADAS DE NARCOTERRORISTAS, FRENTE A LO CUAL LA RESPUESTA DEL DESGOBIERNO ACTUAL ES DE ABSOLUTA LENIDAD E IRRESPONSABILIDAD, EN LOS HECHOS DE COMPLICIDAD CON LOS ENEMIGOS DE LA PATRIA HUMANIDAD, LO QUE OBJETIVAMENTE SIGNIFICA TRAICIONARLA POR PARTE DE QUIENES DEBIERAN SER LOS PRIMEROS EN DEFENDERLA DE SUS AGRESORES.José Luis Simón G.

Comentarios

Más popular

Arriba