Otros

Ganó su confianza y le robó

Ganó su confianza y le robó

El propietario de una playa de venta de automóviles fue víctima de un astuto asaltante, quien tras ganarse su entera confianza, terminó hurtándole un lujoso vehículo. El afectado relató el insólito caso que se registró ayer.

Edgar “Tito” Ayala, dueño de Sacramento Automotores, denunció haber sido víctima del robo de un vehículo de la marca Mercedes Benz, año 2007, valorado en 33 mil dólares, por una persona que utilizó un nombre falso para llevar adelante el delito.

Según relató a ABC Color, tras un anuncio de una camioneta en los clasificados, fue contactado por un señor de nombre Cristian Adolfo Martínez, oriundo – supuestamente – de Pedro Juan Caballero, que se mostró interesado en adquirir el rodado, por lo que fue a verlo hasta la playa.

Una vez que contactaron, observó el Mercedes Benz el cual rápidamente captó su atención y manifestó que ése era el auto que quería comprar, y tras ganarse su confianza, incluso fue a dar unas vueltas para probar el rendimiento y volvió minutos después.

El sábado “incluso compró asado y cerveza para los muchachos (de la playa) y me dice para que le guarde (el Mercedes), haremos trato el lunes porque hoy no hay banco”, con lo que el trato era prácticamente un hecho.

Ayala explicó que previamente, antes de tomarle tanta confianza, lo investigó y pudo determinar que no contaba con ninguna denuncia, ni cuentas pendientes, es decir completamente “limpio” en el sistema de Informconf, por lo que parecía que todo estaba en regla.

Ya el lunes, Martínez llegó hasta la playa con el fin de completar el negocio y adquirir el rodado, que supuestamente era para su señora. El trato, según consta en la denuncia, era a través de dos giros a realizarse el mismo día, uno por 15 mil y otro por 18 mil dólares.

Ese día, una vez más el cliente pide el rodado para probarlo, mientras llega el giro y poco después, Ayala recibe su llamada donde le confirma “ya vino tu giro, vamos nomas ya (a retirar)”, pero nunca apareció el sujeto en la casa de cambios… y tampoco el dinero. “Le llamé y le pedí que me devuelva mi vehículo, y me cortó la llamada, después ya daba apagado (el celular)”, contó.

Tras el suceso, investigó su identidad y descubrió que Cristian Adolfo Martínez en realidad era una persona oriunda de Atyré, que se dedicaba a la talabartería. “Esta persona me dio un nombre falso, hasta el número de cédula manejaba”, agregó.

Finalmente decidió realizar la denuncia sobre el robo del vehículo, y lo hace público, para evitar que otras personas caigan en este tipo de engaños. Cuenta con imágenes del delincuente, que fueron tomadas por las cámaras de seguridad de la playa de autos.

Comentarios

Más popular

Arriba