Otros

Es momento de mirar al futuro y cambiar las estrategias

Es importante considerar que partiendo de la propia expresión de la Planifica­ción Estratégica se evoca un viejo dilema, donde la planeación implica algo de rigidez e inflexibilidad y por su parte Estratégica indica adaptación, cambio y flexibilidad.

De modo que en estos tiempos convulsos de constantes cambios en nuestro país, debemos estar preparándonos sin duda para lo estratégico, ¿el 2016 será el año estra­tégico?

En consulta con el Más­ter en Administración de Empresas, Eduardo Boba­dilla, nos indica que está seguro de que la buena gestión estratégica será para el próximo año 2016, año de grandes desafíos en Paraguay, el proceso que permitirá a las orga­nizaciones ser proactivas, innovadoras, abiertas al cambio la adaptación y flexibilidad, ya que estas serán las principales he­rramientas de implemen­tación en la proyección del futuro y el logro de sus objetivos planeados.

¿CÓMO SE PRESENTA EL PARAGUAY 2016 PARA LAS EMPRESAS?

Así mismo, el consultor empresarial afirma que hay ciertos parámetros por los cuáles guiarse, anali­zando el contexto de las instituciones financieras con todo lo que pasó con las tarjetas de créditos, los impuestos para los bancos, y que Argentina y Brasil no demuestran signos de me­joría.

Las empresas deben do­blegar sus procesos. Exis­ten señales que indican que el año 2016 va estar muy complicado, hay una retracción en los últimos meses tanto en el ámbito financiero como comer­cial. También indica que las empresas tendrán desafíos muy complejos entonces no podrán conti­nuar con la misma estrate­gia de siempre.

Las organizaciones in­defectiblemente van a tener que apuntar a la adaptación y a la flexibili­dad. “Cuando se habla de adaptación, no se refiere al famoso ‘hay que adaptarse a los cambios’ o ‘esto es lo que viene ahora y debemos adaptarnos a eso’; cuan­do se habla de adaptación nos referimos a tratar de comprender a la necesidad del cliente y que la empre­sa ajuste sus productos y servicios a esa necesidad. Las empresas brasileñas y argentinas ya han cam­biado sus estrategias para prepararse a lo que se ave­cina.

Teniendo ese negro pano­rama, las organizaciones deben flexibilizar ciertas cuestiones que antes com­plicaban” comenta Eduar­do. “Como ejemplo, una empresa que ofrece pro­ductos a los clientes en sus tiendas, hoy en día deben ir más allá, ofrecer un plus como acercar los productos a las casas de los clientes. Deben buscar competitivi­dad, generar una situación que capaz no te dé un re­torno como lo hacía hace dos años atrás pero que te va mantener subsistiendo. Ésa es la finalidad de las empresas en tiempo de crisis, mantener la máqui­na andando”, dictamina.

ADAPTARSE Y ADAPTARSE

Para desarrollar el pla­neamiento estratégico debemos romper con la rigidez de lo que se tenía anteriormente, deben apuntar a la flexibilidad y a la adaptabilidad. Ahí va entrar en juego la capaci­dad de innovación de las empresas.

“Que el producto se adap­te al cliente y no que el cliente se adapte al pro­ducto” resume Eduardo. “Esto se debe poner en mesa de estudio hoy, es noviembre, ya está termi­nando el año comercial. Las empresas deben afilar la punta del lápiz, anotar los principales puntos y ponerlos en acción”, con­cluye. 5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba