Otros

El tereré, bebida que traspasa clases sociales y define la paraguayidad

El tereré, bebida que traspasa clases sociales y define la paraguayidad
150757_344839435624411_282218762_n
Si existe un elemento que nos pueda ayudar a reconocer a un compatriota en cualquier parte del mundo es el tereré. Es difícil imaginarse a un paraguayo sin esta bebida que define como ninguna otra su identidad.

FB_IMG_1456530343718
Por Elías Piris – [email protected]

Unos sostienen que los guaraníes ya lo bebían cuando llegaron los jesuítas, otros sostienen que nació durante la Guerra del Chaco. Lo cierto es que, pese a que también es consumido en provincias del nordeste de Argentina y en el estado brasileño de Mato Grosso, el tereré es parte innegable del folclore del Paraguay.

“Existe una forma de tomar tereré ligada al estilo de vida campesino. El trabajador hace una pausa en sus tareas en la chacra y toma el tereré a la sombra de un árbol. Esa misma costumbre se ha trasladado a zonas urbanas, el albañil hace lo mismo, lo curioso es que también el oficinista incorporó el tereré a sus pausas, pese a que no realizaba labores de esfuerzo físico”, señala el periodista especializado en temas folclóricos Mario Rubén Álvarez.

_ ¿Cuáles son las características del tereré como elemento social?

“Tomar tereré es un rito y como tal tiene códigos: Si en el grupo está una mujer, la misma debe cebar, si todos son hombres, el menor es quien debe cebar el tereré. También en los cuarteles, jamás el de mayor rango va a cebar un tereré a un subalterno. Hoy día se democratizó el consumo de tereré y todo lo citado no se tiene en cuenta. El hombre puede tranquilamente cebar a la mujer y también los niños participan de la ronda – incluso se les ceba – algo que años atrás era impensable. El tereré también es símbolo de la hospitalidad de las familias campesinas. Por lo general, lo primero que se ofrece al forastero un refrescante tereré. “La primera cebada tiene que ser para santo Tomás, luego se forma una ronda que va de derecha a izquierda”, resume Álvarez. 
PUblicidade.

Tereré antes y ahora

_ ¿Cambió mucho la forma de tomar tereré en las últimas décadas?

“Antes era más común tomar tereré con agua fresca, casi a temperatura ambiente y en jarras. Hoy en día el agua se sirve helada (con mucho hielo) y conservada en termos”, contesta y añade que en el pasado era común sacar el agua del pozo o de los cántaros. Y siempre se consumía en guampa, ahora se puede consumir en vasos de aluminio, de vidrio, de plástico, incluso en tazas”, apunta y agrega que “los termos comienzan a entrar en los años ochenta e invaden todo a partir de la década de los noventa. Los mismos sirvieron de mucha utilidad a la hora de viajar”.

_ ¿Podemos afirmar que se degeneró el tereré?

“El tereré no se degeneró, más bien se adecuó a los tiempos. En la ciudad el calor es más insoportable por el asfalto y el cemento, por lo tanto, es absurdo no tomar tereré con hielo.”

Un dato no menor que se mantiene a través de los años es que las hierbas medicinales sean consumidas por las mañanas y no por las tardes, mucho menos por las noches, recuerda Mario Rubén Álvarez.

_ ¿Por qué?

“Porque la mayoría de las hierbas medicinales son diuréticas. Esta acción se puede presentar por la noche y es imposible conciliar el sueño así. Igualmente, como la yerba mate es estimulante, es probable que tenga un efecto igual al café y provoque insomnio. Cuando tomo tereré por las tardes no duermo”, afirma.

Los que no comparten

“El tereré es una bebida social, aunque últimamente hay más personas que prefieren no compartir”, rememora Álvarez.

“Veo que principalmente los jóvenes toman solos, chicos y chicas toman tereré mientras estudian, mientras trabajan”.

_ ¿Qué te transmite una persona que estando en una ronda de amigos no comparte su tereré?

“Me resulta chocante, el tereré es una bebida para ser compartida, es símbolo de proximidad, camaradería. Al comienzo al extranjero le impacta un poco ver cómo el tereré va de boca en boca, pero después se adapta y adopta el tereré como algo suyo”.

_ ¿Cómo era visto el consumo de tereré por la clase alta anteriormente?

“Décadas atrás el tereré era visto por los patrones como algo propio de haraganes, como una práctica que le restaba productividad a los trabajadores. El señor de alcurnia veía como una pérdida de tiempo del obrero. Ahora eso cambió bastante, ya que tanto patrón y obrero como pobre y rico pueden compartir una ronda”.

_ ¿De dónde nace la costumbre del “tereré rupá”?

“La costumbre del tereré rupá es antiquísima y también tiene sus orígenes en el campo y las clases populares. El trabajo pesado hace que el desayuno sea digerido a la media mañana, entonces se estila comer una minuta, como empanada o tortilla con mandioca. Eso es una especie de colchón para el tereré”. 

Una bebida auténticamente paraguaya

“¿Es paraguayo el tereré?”. Esta pregunta hicimos a la historiadora Milda Rivarola, quien contestó afirmativamente.

“Cuando los jesuitas, llegaron vieron que los guaraníes consumían la yerba mate en calabazas y una caña de tacuara que hacía las veces de bombilla”, relata Rivarola.

“Inicialmente se trató de proscribir el tereré, hasta que los jesuitas se dieron cuenta de que el negocio era rentable”.

Si bien las misiones jesuíticas se ubicaban en los territorios de Argentina, Brasil y Paraguay, es este último lugar el epicentro de la producción y el consumo de la yerba mate.

Luego de la retirada de los jesuitas y tras la independencia, el doctor Gaspar Rodríguez de Francia cierra el mercado de exportaciones del Paraguay, lo que permite que el imperio del Brasil inicie la producción tecnológica de la yerba, indica Rivarola.

En la Guerra Grande (1864 – 1870) las plantaciones y, por ende, la producción de yerba mate, quedaron completamente destruidas a consecuencia del conflicto bélico, uno de los capítulos más tristes de la historia paraguaya, según Milda Rivarola.

Ya en la Guerra del Chaco (1932 – 1935) fue inventada una bombilla de lata para filtrar el agua que se consumía con la yerba mate. No son pocos los que sostienen que a partir de ese fenómeno se masificó el consumo de tereré tal como lo conocemos hoy en día. 

_ ¿Notas alguna diferencia en el consumo de tereré con relación a décadas anteriores?

“Hay algunas diferencias, pero lo que me llama la atención es la venta de tereré, una bebida que históricamente fue gratuita. Y cuando digo venta, me refiero a los puestos que se colocan al costado de las rutas y ofrecen el tereré a un determinado precio. Es algo que antes no se veía. El tereré es gratuito y colectivo”, sostiene.

El festival del tereré

El Festival del Tereré se realiza anualmente en el mes de febrero, en la ciudad de Itakyry, Alto Paraná, localidad que desde principios del Siglo XX fue sede de La Industrial Paraguaya, una de las empresas latifundistas extranjeras más renombradas, dedicada a la explotación de yerba mate luego de la Guerra de la Triple Alianza, con oscuros episodios de explotación de obreros yerbateros conocidos como los mensú.

Al respecto, el promotor cultural Mario García Ciani resalta la importancia del mencionado festival en una zona con marcada influencia de la cultura brasileña, gracias a la masiva presencia de colonos del vecino país.

El evento arranca el jueves 25 de febrero e incluye la participación de artistas nacionales e internacionales.

Para el sábado 27 de febrero – día oficial del tereré – los asistentes pueden disfrutar de un tereré rupá, además de conocer el proceso de cocción de la yerba mate conocido como “barbacuá”.

No importa la clase social ni las generaciones, si es en jarra, termo, con hielo o al natural, con yuyos o jugo de naranja. El tereré continúa y continuará siendo el distintivo inequívoco de lo paraguayo.
UH
 
PUBLICIDADE.
NORTE

Comentarios

Más popular

Arriba