Otros

El primer VANT paraguayo

Luego de cinco años de desarrollo, el primer Vehículo Aéreo No Tripulado (VANT) – más conocido como dron – hecho totalmente en Paraguay está a punto de surcar los cielos, bajo el nombre de Taguato’i.

El convenio de cooperación científica entre la Fuerza Aérea Paraguaya y la Facultad Politécnica de la Universidad Nacional de Asunción, suscrito en el año 2010, está a punto de dar a luz a su sueño largamente acariciado: el primer avión no tripulado que estará al servicio del Gobierno, que hasta el momento ha demandado una inversión de 500 millones de guaraníes provenientes de ambas instituciones.

Una vez que esté listo, el ave de aluminio de 90 centímetros de altura será capaz de captar imágenes en tiempo real de todo lugar al cual se lo ordene que vaya y aún antes de estar terminado, ya tiene un abanico de tareas que lo esperan, como el monitoreo de áreas deforestadas, obtener muestras de aire en grandes ciudades para medir la contaminación, sobrevolar áreas afectadas por inundaciones o incendios forestales y más.

El profesor Félix Kanazawa, ingeniero de la Facultad Politécnica, explicó a ABC Color que Facultad de Politécnica tuvo a su cargo la elaboración del algoritmo de navegación autónoma del VANT, la implementación del sistema de radionavegación y control por medios de sistemas satelitales.

Además Taguato’i cuenta con un sistema de radioenlace de comunicación, un sistema de adquisición de imágenes y video en alta definición en tiempo real, así como un sistema inercial, sensores y actuadores de la aeronave, todo esto formó parte también del aporte de la Politécnica, mientras que los especialistas de la Fuerza Aérea Paraguaya diseñaron y construyeron la estructura aeronáutica, instalaron la implementación del sistema de propulsión, instalaron sensores como el tubo pitot, además de los actuadores como los servomotores, y el sistema de tren de aterrizaje.

El Ing. Federico Gaona, también profesor de la Politécnica, detalló que el avión no tripulado tiene incorporada una cámara principal con una resolución HD 720 p y un zoom de 18 X, con la capacidad de rotar, lo que brinda un amplio espectro visual. También cuenta con otra cámara en la nariz, de rango menor, que servirá para que el piloto pueda conducirlo a la hora de despegar y aterrizar.

“Las dos imágenes son transmitidas en tiempo real y almacenadas. Se pueden agregar en el futuro otras cámaras, como una térmica, una de visión nocturna, y otras”, para mejorar la calidad de las imágenes, precisó.ABC

Taguato’i está siendo preparado para tener una autonomía de tres horas de vuelo continuo y alcanzar los 4.000 pies de altura, unos 1.220 metros, a una velocidad de hasta 80 kilómetros por hora. Está hecho de aluminio 2024 y cuenta con un tanque con capacidad para 45 litros de combustible.

“Para cumplir con su misión, (el VANT) va seguir puntos por coordenadas satelitales, por las que va a trazar su trayectoria. En todo ese tiempo es autónomo, recorre los puntos y luego regresa a la base, donde toma el control el piloto en tierra para aterrizarlo”, añadió el Ing. Gaona.

A diferencia de los aviones a control, los utilizados en aeromodelismo y los mal llamado “dron” que se vende en las tiendas, el Taguato’i, por su sistema de navegación autónoma, es capaz de tomar decisiones por medio de un algoritmo con cierta inteligencia previamente programada en su sistema de navegación.

¿POR QUÉ EL NOMBRE?

Sobre la denominación que recibió desde las primeras etapas del desarrollo, el prof. Kanazawa expuso: “el Taguató es un ave silvestre de nuestro país, es parte del paisaje cultural y natural, y le pusimos Taguato’i porque después se viene el Taguató grande, esto lo hicimos a puro pulmón”.

Sostuvo que este primer modelo es como “una escuela” para todos los que integran el equipo, el cual servirá de base para el desarrollo de otros modelos de aviones no tripulados de producción local, como el que se planea esté en proceso en el 2016, con mejores prestaciones que el “primogénito”.

Si bien el costo parece ser elevado, los 500 millones de guaraníes invertidos en este modelo se justifican ampliamente, pues los insumos aeronáuticos son de alto costo, y en los primeros dos años de desarrollo se adquirieron drones para pruebas del algoritmo de navegación, luego se adquirieron duplicados cada componente parte de la aeronave para reemplazo en caso de fallas. Para el caso de producción masiva el costo de fabricación se reduciría a la mitad, además del reemplazo de componentes luego de que las primeras pruebas de vuelo resultaran un poco adversas a lo esperado.

En todo este proceso, aclaran los profesionales, solamente trabajaron los equipos de la Fuerza Aérea y de la Facultad Politécnica, pues el decreto presidencial que dio inicio al proyecto también involucra al Parque Tecnológico Itaipú, hasta el momento no ha contribuido, por lo que esperan que se sumen con la adquisición de una estación base móvil, la posibilidad de construcción de dos Aviones No Tripulados más, la modernización del hangar destinado al taller y un laboratorio tecnológico de montaje de aviones no tripulados.

ROMPER LA DEPENDENCIA

“Lo que queremos con esto es romper el paradigma del paraguayo de comprar todo afuera, y después nos volvemos esclavos tecnológicos. La mayoría de las instituciones y empresas compran de afuera y se vuelven esclavos, entones lo que queremos es salir un poco de esa mentalidad”, justificó el profesor Kanazawa.

En ese sentido, expuso que Taguato’i es una propuesta de desafiarnos a nosotros mismos “en este campo de investigación y crear nuestro propio sistema y porque no vender al extranjero, ese es el mensaje que lanzamos con este proyecto”, puntualizó.

DETALLES TÉCNICOS
Radio de operación: 5 kilómetros

Velocidad de crucero: 80 km/h

Envergadura alar: 4 metros

Largo: 2 metros

Altura: 90 cm

Tipo de ala: alta

Flecha: positiva

Tipo de fuselaje: semimonocoque combado

Perfil alar: NACA 2412

Peso máximo de decolaje: 90 Kg

Motor: 157 CC 2 cilindros opuestos 17,8 HP

Combustible: Nafta 95 Octanos

Carga útil: 5 kilogramos (cámaras)

EQUIPO HUMANO

Gerente de Proyecto por la Facultad de Politécnica UNA: Prof. Ing. Félix Kanazawa

Gerente de Proyecto por la Fuerza Aérea Paraguaya: Coronel D.E.M. Carlos Enrique Caballero

Ingenieros por la Facultad de Politécnica UNA: Ing. Federico Gaona y el Ing. Adolfo Jara, y colaboraron dos estudiantes de Ingeniería Aeronáutica.

Piloto y Experto en Aerodinámica de la Fuerza Aérea: Cap. P.A.M. Mario Estigarribia.

Técnicos Especialistas de la Fuerza Aérea: SOP MAM Claudio Leguizamón, SOM MAM Juan Gamarra, Sargento Ayudante Técnico Adrián Meza, Sargento Ayudante Técnico Juan Vera, Sargento Ayudante Técnico Julio León, Sargento 1° Técnico Gabriel Gaona, y Sargento 1° Técnico Carlos Urunaga.

Comentarios

Más popular

Arriba