Otros

El mayor complejo de negocios se habilita con 37% de ocupación

De acuerdo con los desarrolladores de la emblemática marca en Paraguay, Capitalis, el 94% de las unidades ya fueron vendidas. Esperan que en el transcurso de 2016 la ocupación aumente. Alquileres se negocian desde US$ 16 el metro cuadrado

El World Trade Center (WTC) es un complejo edilicio corporativo, que nació como un hito urbano en Asunción, posicionándola a la par de las grandes capitales del mundo.

A partir de su desarrollo se creó un nuevo espacio para trabajar, donde pueda encontrarse todo aquello que una ciudad moderna requiere.

El proyecto es un conjunto edilicio de última generación, compuesto por 4 torres de oficinas AAA, estacionamientos, más un sistema de instalaciones y tecnología de punta y ambientalmente sostenible.

World Trade Center Asunción es el principal complejo empresarial de la ciudad. Ubicado en el corazón del nuevo centro corporativo de Asunción, está formado por 4 torres de 20 pisos cada una, con una superficie total de más de 83.000 m² de construcción y con más de 900 plazas de estacionamiento.

El diseño arquitectónico contribuye al desarrollo sustentable de la ciudad, logrando el máximo bienestar con el mínimo gasto energético, optimizando los recursos naturales y promoviendo el correcto balance energético de la edificación para su integración con el medio ambiente y sus habitantes.

IMPACTO SOCIAL

El interior de cada una de las cuatro imponentes torres que componen el World Trade Center Asunción escondieron increíbles historias de superación personal, ejemplos patentes de que los paraguayos sólo necesitan una oportunidad para cambiar de vida.

Desde el arranque del proyecto, González Acosta & Wood (GA&W) -empresa encargada de la obra- tomó el compromiso de que la megaestructura no sólo sea pionera en nuevas técnicas de arquitectura e ingeniería, sino que tenga un fuerte impacto social, y por las historias que salen desde adentro, lo logró.

De modo a avanzar en este plan de inclusión laboral, la empresa capacitó y certificó en lo último en cuanto a técnicas de construcción a 350 obreros, muchos de ellos sin ninguna experiencia en este peligroso oficio. Este aprendizaje los trabajadores lo llevarán de por vida y de hecho mucho de ellos ya están aplicando sus nuevos conocimientos en otras obras vecinas al World Trade Center.

Se destacan los operadores de las gigantescas grúas, una demanda de la industria de la construcción que antes no podía ser cubierta por manos paraguayas.

DE LA CHACRA AL EJE CORPORATIVO

Recorriendo los colosos de cemento y acero, que entraron en etapa de terminación, encontramos a Roberto Ramírez (37 años), quien desde su natal San Juan Napomuceno veía pasar los años, pero no mejorar su calidad de vida y la de su familia.

Sumido en el círculo vicioso que genera el bajo nivel de educación, en los últimos años se dedicó a plantar algodón y sésamo, rubros que no prosperaron por falta de asistencia técnica y crediticia. Fue entonces que tomó la decisión de probar suerte en Asunción.

Sin ningún conocimiento, se presentó nada más y nada menos que a ofrecer sus servicios en la obra con estándares de exigencia -en materia de construcción- más alto del Paraguay. Tampoco tenía contactos, pero de igual manera logró ingresar al programa de entrenamiento de González Acosta & Wood y hoy, 1 año y medio después ya es jefe.

Gracias a su ascenso, logró traer a su esposa y dos hijas, quienes vislumbran un futuro mejor. 5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba