Agronegocio

El BCP considera la situación crítica y brinda apoyo al agro

Sector financiero deberá constituir previsiones mínimas equivalentes al 5%, sobre el saldo del crédito.

El Banco Central del Paraguay (BCP), a través de una resolución, estableció ayer las medidas transitorias de apoyo a los sectores vinculados a la actividad agrícola, relajando las normas financieras y da un “respiro” al sector productivo.

Luego de que los agricultores pidieron revisar la reglamentación existente para solucionar los problemas financieros, por la coyuntura complicada que atraviesa el sector, con la caída de precios internacionales, el BCP estableció una medida hasta el 30 de junio del 2016.

Dispuso que las entidades financieras podrán dejar de considerar las pérdidas comprobables que deriven de reducciones abruptas y sostenidas de precios de productos agrícolas, como “debilidades financieras transitorias”. El sector financiero deberá constituir previsiones mínimas equivalentes al 5%, sobre el saldo de la cartera de créditos del agro y remitir a la Superintendencia de Bancos, el listado de clientes beneficiados.

El gerente de Bancop, Aníbal Insfrán, dijo que todas aquellas empresas afectadas que están en una categoría complicada, como por ejemplo, lo que están en categoría 3, solo tendrán previsión de 5%, y no de 25% como antes. “Eso es bastante bueno, pues no solo beneficia a las empresas, sino que también al sistema financiero.

Esto hace que no genere más pérdidas para los bancos, pero indirectamente, beneficia a los tomadores de préstamos, porque entonces el banco puede darle más créditos u otro adicional”, dijo. Héctor Cristaldo, presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), mostró su conformidad con la decisión tomada por parte de la banca matriz, de extender la refinanciación hasta el 30 de junio del 2016.

“Tras la brusca caída de precios de las materias primas que se tuvo en el sector, entre el 2014 y este año, los compromisos asumidos con el sector financiero, se vieron en apuros, es por eso que debíamos buscar herramientas para que los productores no sufran consecuencias como el descenso de categoría”, afirmó.

RESULTADO
Mencionó que esto es resultado de 2 meses de trabajo, tanto con la Asociación de Bancos (Asoban) como el BCP, donde los técnicos vieron viables esta negociación. “Nos queda seguir trabajando y buscar la mejor salida, para que el sector no se vea perjudicado, pues esta refinanciación ayuda directamente a un 70% de los productores”, dijo Cristaldo.

Según la UGP, la cartera total de la cadena agrícola supera los US$ 3.240 millones. La deuda del sector creció 116% en los últimos 5 años, ya que en el 2010 estaba en un nivel de US$ 1.500 millones. Afirman que la rentabilidad baja en la campaña 2014/15 hizo que los productores refinancien sus deudas contra la del 2015/16, estirando los vencimientos a abril o mayo del 2016.

Fuente: La Nación

Comentarios

Más popular

Arriba