Otros

Disparada del dólar presiona los valores de commodities a la baja

Los precios agrícolas ca­yeron esta semana debido a la valorización del dólar que penaliza a productores y exportadores estadouni­denses. “El dólar se enca­mina hacia sus niveles más altos en muchos meses, y eso en los mercados de trigo, maíz y soja”, explicó Jason Britt, de Central Sta­tes Commodities.

El billete verde comenzó a valorizarse luego de la in­esperada victoria del repu­blicano Donald Trump en las elecciones presidencia­les estadounidenses de la semana pasada. El motor del alza es la expectativa de los mercados de un en­durecimiento de la política monetaria estadouniden­se, según publica el portal El Economista de México.

La soja descendió un 0,8% a US$ 356,79 la tonelada, el maíz cayó un 0,9% a US$ 132,77 y el trigo se hundió un 2,2% a US$ 144,77. Los futuros de la soja cerraron con mermas en la plaza de Chicago, debido a que la apreciación del dólar llevó a los inversores a vender sus tenencias en materias primas.

PRESIÓN A LA BAJA

En el mercado de Chicago, todos los futuros ajustaron con bajas: la soja y el tri­go, ante stocks mundiales disponibles superiores a lo esperado reportados por el Departamento de Agri­cultura de Estados Unidos (USDA) y el maíz, producto del incremento en la pro­ducción del cereal en ese país.

Además, los inversores aún están valorando el impacto de la elección de Trump, cuyo discurso proteccio­nista tiene el potencial de perjudicar a la economía mundial. Días atrás el ana­lista económico Christian Borja explicaba que la baja en los precios se podría em­pezar a sentir desde ahora considerando que las ventas de la oleaginosa se negocian a futuro.

La sorpresiva victoria del republicano Donald Trump en las elecciones presi­denciales estadounidenses también presionó a la baja a los precios, pero luego fue­ron recuperando las pérdi­das antes de la publicación del informe del USDA.

Se analiza que el sorpre­sivo triunfo de Trump en las elecciones actuó como el primer elemento de presión para la oleagino­sa. Al respecto, hay varios temas que hacen temer por el futuro de los com­modities en general y de la soja en particular, como la simplificación del sistema impositivo americano y el recorte de alícuotas, más el proteccionismo económico que pudiera darse.

Por otra parte, consi­deraron que el Departa­mento de Agricultura de los Estados Unidos ‘‘sumó potencia al martillazo’’ al publicar la semana pasa­da el informe mensual de estimaciones de noviem­bre donde nuevamente se revisaron al alza las pro­yecciones de rindes para el maíz y la soja en Norte­américa.

MERCADOS GLOBALES

A nivel global, en tanto, el organismo dejó prác­ticamente invariable la demanda de poroto al tiempo que incrementó en 3 millones de toneladas la estimación de producción, hasta 336 millones.

La soja bajó, en base a una serie de factores que incluyó un mercado más débil de aceites vegetales, a lo que se sumaron las caídas desde temprano en Dalian (mercado de refe­rencia para los futuros de la oleaginosa en China), y un dólar que no dejó subir a ningún activo, al posicio­narse en los mayores pre­cios desde marzo.

Los excelentes datos de comercio exterior, tanto de embarques semanales como de ventas puntuales al exterior, resultaron de­terminantes para que gran parte del mercado empeza­ra a buscar comprar futuros nuevamente, llevando a borrar casi por completo las pérdidas del arranque.

El trigo retrocedió, lle­gando a mínimos desde mediados de octubre, en el caso del invernal blando. Las inspecciones de ex­portación semanal fueron decepcionantes también en el caso del trigo, quedando muy lejos de las estima­ciones del mercado, lo que sigue sacando cualquier soporte posible sobre los valores del cereal.

5 Dias

Comentarios

Más popular

Arriba