Otros

Desean darle uso social-comercial a un Fokker 100

El propietario de Ameri­can Flight School, un ins­tituto aeronáutico y del avión Fokker 100, Ariel Cáceres, desea alquilar el 80% de su aeronave por un pe­riodo de cinco años, a al­guna empresa que desee darle uso social o comer­cial, promocionando su nombre con el del avión.

El propietario de Ameri­can Flight School, un ins­tituto aeronáutico y del avión Fokker 100, Ariel Cáceres; comentó a 5días que desea alquilar el 80% de su aeronave por un pe­riodo de cinco años, a al­guna empresa que desee darle uso social o comer­cial, promocionando su nombre con el del avión.

La misma es utilizada actualmente como plata­forma de entrenamiento para las azafatas, mecá­nicos, etc. y está ubicada en el Aeropuerto Inter­nacional Silvio Pettirossi, donde realizan los entre­namientos de emergencia y todo lo inherente a los entrenamientos de tripu­laciones de vuelo.

‘‘Es una concesión que queremos hacer, quere­mos compartir con alguna empresa local que quiera hacer un cafébar, alguna cosa así’’, mencionó Cá­ceres.

Explicó que desea com­partir su uso, ya que el instituto sólo utiliza el 20% del espacio, unas 4 a 5 veces al año, cuando las tripulaciones realizan los entrenamientos reales. El resto del año se encuentra parado y sin producir.

El propietario adquirió el avión hace aproximada­mente un año de la em­presa Sol del Paraguay, luego de que esta haya dejado de realizar vuelos.

El aeroplano es un Fokker 100, con asientos para 110 pasajeros. Mide 35 metros de largo, por 27 metros de alas y una altura de 8 me­tros en la parte de la cola.

También señaló que en caso de concretarse el arrendamiento con los términos acordados, mo­vilizarían el avión desde el aeropuerto para llevar­lo hasta el lugar donde se aposentaría.

‘‘Tenemos que remover eso de ahí. Utilizar maqui­narias pesadas, ingenie­ros, mecánicos, electro­mecánicos, electrónicos. Tienen que desarmar y volver a ensamblar’’, dijo.

Agregó que el acuerdo que quieren hacer es que la empresa que desee al­quilar permita a la escuela aeronáutica realizar los entrenamientos las 4 ve­ces al año que necesiten. El resto del año sería uso exclusivo de la firma. Incluso podrán colocar su marca en la cola o en al­gún otro lugar estratégico del Fokker.

‘‘Es algo innovador. En otros países es algo muy normal ver en las cerca­nías de algunos aeropuer­tos algunos museos aero­náuticos’’, finalizó.

Recordamos que en la localidad de Ayolas, de­partamento de Misiones, en una posada turística, se encuentra estacionado un Fokker 100 que tam­bién fue adquirido de la empresa Sol de Paraguay, que próximamente estaría siendo utilizado como un bar temático con capaci­dad para albergar a unas 50 personas. 5DIAS

Comentarios

Más popular

Arriba