Otros

De cada seis paraguayos, uno sufre de trastornos alimenticios

La Dra. María Cristina Jiménez, máster en Nutrición, explicó que los pacientes con sobrepeso y obesidad deben recibir una prescripción individual y progresiva de ejercicios para contrarrestar la aparición y el avance de esta enfermedad.

La Dra. María Cristina Jiménez, máster en Nutrición.
El sobrepeso y la obesidad son factores desencadenantes de la diabetes, que afecta al 10% de la población, advirtió.

Según datos del Ministerio de Salud, el 74% de la población no realiza actividad física alguna desde los 15 años y el 57% sufre de sobrepeso y obesidad. “Es importante tomarse el tiempo para explicar al paciente la importancia y los beneficios de la actividad física” indicó Jiménez. El alto nivel de exposición a dietas no saludables, al sedentarismo, y la carga genética son los protagonistas principales que generan estos trastornos, sostuvo.

La actividad física se debe indicar en todos los casos, sobre todo para mantener la masa muscular y reducir el tejido adiposo, continuó. “Se sugiere que al inicio se realicen durante diez minutos, aumentando en forma progresiva de acuerdo a las condiciones de la persona, hasta llegar a una hora. Este proceso debe ir acompañado de controles periódicos que verifiquen que el paciente cuenta con el estado de salud adecuado para realizar la actividad elegida”, expresó.

Sin embargo, añadió, existen limitaciones sociales que dificultan el cambio de estilo de vida. “Los comestibles con mayor disponibilidad en el mercado son los industrializados y las comidas rápidas, carentes de nutrientes y valores nutricionales saludables. Además, no existen suficientes lugares de recreación y no son seguros. Se deberían intensificar las políticas públicas que promuevan la actividad física y el desarrollo comunitario”, agregó.

Según la OMS, cada año mueren cerca de tres millones de personas por causa del sobrepeso y la obesidad. Si no se aplican las estrategias preventivas adecuadas, esta cifra irá en aumento. Aunque anteriormente se consideraba un problema limitado a los países de altos ingresos, en la actualidad la obesidad también es prevalente en los países de ingresos bajos y medianos, menciona la misma fuente3.

La prevención debe iniciar con el embarazo y el niño recién nacido, poniendo énfasis en la escuela donde la actividad física debe realizarse en forma regular al igual que la ingesta de alimentos saludables, finalizó la profesional. El exceso de peso, la obesidad, el sedentarismo y la alimentación inapropiada son factores que favorecen la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles como la diabetes4.LA NACION

Comentarios

Más popular

Arriba