Otros

Contribución estatal en el PIB fue de US$ 328,4 millones en el 3er. trimestre

El Ejecutivo se ve limitado en su política contracíclica, debido a que la economía está desacelerada.

Si se hubieran restringido los gastos, la contribución del sector público al crecimiento por el lado de la demanda agregada hubiera sido menor, de solo el 0,7%.
En medio de la desaceleración económica experimentada por Paraguay, los gastos realizados por el Estado al tercer trimestre de este 2015 (3T 2015) contribuyeron con 1,1%, dentro de la evolución del Producto Interno Bruto (PIB), que se sitúo en 3,4%, es decir, que el aporte del Estado a la economía representó la suma en dólares de aproximadamente US$ 328,4 millones (los pagos se realizan en guaraníes).

La inyección estatal en el 3er. trimestre 2015 se registró principalmente por los pagos realizados en concepto de servicios personales de G. 9,378 billones, además de los recursos desembolsados para bienes de consumo e insumos (productos alimenticios, textiles y vestuarios, medicamentos, otros), que fueron de G. 963.000 millones, e inversión física o para la ejecución de obras de infraestructura, de G. 1,944 billones, según se consigna en el informe del Ministerio de Hacienda.

Mientras que en el mes de octubre se canalizaron en el sistema, para remuneraciones a los empleados, G. 1,035 billones más; para los bienes de consumo, la suma de G. 113,6 mil millones, y G. 424,8 mil millones, destinados para el financiamiento de proyectos de infraestructura.

Al respecto, el director de política macrofiscal, Humberto Colmán, sostuvo que si se hubieran restringido los gastos, la contribución del sector público al crecimiento por el lado de la demanda agregada hubiera sido menor, de solo el 0,7%. “Gracias a que se pudieron mantener los gastos en inversión física, especialmente, estamos hablando del 1,1% de contribución, que es un estimado que tenemos nosotros al tercer trimestre, lo cual hubiera sido menor de primar el objetivo de ajuste fiscal ante la coyuntura de ingresos”, explicó.

El director remarcó la importancia de la política fiscal contracíclica que vienen realizando desde el Ministerio de Hacienda. “Decimos en economía, que acompaña mucho lo que pasa en la economía. Si a la economía le va mal, se gasta menos, o si la economía le va bien, se gasta más. Entonces, lo que se quiere es que se actúe contracíclicamente: Cuando a la economía le va mal, el fisco sale a gastar más, de manera a contrarrestar el efecto negativo del ciclo. Por ese lado, decimos que esto es positivo”, enfatizó.

POCO MARGEN

Para el economista Diego Duarte Schussmuller, el Estado actualmente se ve limitado en su política contracíclica debido a que la economía está desacelerada, lo que impacta directamente en los ingresos tributarios, por ende, en la posibilidad de salir a gastar más recursos.

“La desaceleración en las recaudaciones le va achicando aún más las probabilidades al Estado que de por sí las cuentas fiscales últimamente no están muy holgadas”, manifestó el profesional. Agregó que en este contexto, las acciones que se tomen como política monetaria y la banca pública de desarrollo contribuirán a mitigar el complicado escenario. LA NACION

PUBLICIDADE:
AMAMBAY EMPENHO

Comentarios

Más popular

Arriba