Otros

Congreso da el primer paso para defenestrar a Rousseff

Congreso da el primer paso para defenestrar a Rousseff

Una comisión parlamentaria brasileña recomendó abrir un juicio de destitución (impeachment) de la presidenta Dilma Rousseff por supuesta adulteración de las cuentas públicas.
El Gobierno da por perdida la votación en la comisión de 65 diputados.

La decisión fue aprobada por 38 votos a favor y 27 en contra. Si la Cámara de Diputados la convalida en los próximos días por una mayoría de dos tercios, y luego el Senado la ratifica, Rousseff sería separada de su cargo por un plazo máximo de 180 días en espera de que la Cámara Alta dé su fallo definitivo.

El PT denunció “un golpismo descarado” y el diputado Silvio Costa acusó a Temer de ser “el mayor traidor de la historia de Brasil”.

POR PERDIDO

El Gobierno da por perdida la votación en la comisión de 65 diputados, dominada por la oposición, aunque para separar a Rousseff del cargo ese resultado tendría que ser convalidado, probablemente en menos de una semana, por dos tercios de los miembros de la Cámara de Diputados y hacia inicios de mayo por el Senado.

En una sala repleta, casi todos los legisladores mostraban claramente sus preferencias, con carteles que decían “Impeachment ya” o “Impeachment sin crimen es golpe”, indicó un reportero de la AFP.

INDICIOS SUFICIENTES

El relator de la comisión, Jovair Arantes, reiteró su “convicción” de que “hay indicios suficientes de que la denunciada practicó actos que pueden ser considerados como crimen de responsabilidad”, por haber autorizado gastos no presupuestados sin la autorización del Congreso en 2014, el año de su reelección, y en 2015.

El abogado general del Estado, José Eduardo Cardozo, instó en cambio a declarar “nulo” el proceso, por considerar que no existían cargos susceptibles de justificar una decisión de semejante gravedad.

PRESIONES

Fuera del Congreso, la Policía tendió vallas a lo largo de la explanada de los ministerios, para separar a los centenares de miles de manifestantes de ambos bandos que se espera lleguen a Brasilia el fin de semana, para presionar los debates del plenario de la Cámara.

La crisis, potenciada por una recesión económica que entra en su segundo año, crea incertidumbre sobre si será Rousseff o su vicepresidente, Michel Temer, quien inaugure los Juegos Olímpicos de Rio el próximo 5 de agosto.

Aparte de todo se divulgó un audio del vicepresidente Michel Temer en el que ofrece un discurso autoproclamándose el próximo sucesor.

Comentarios

Más popular

Arriba