Otros

Clase media no está dispuesta a pagar más de G. 3 millones al mes por casa propia

Estudio de mercado ratifica el desajuste existente entre la oferta y demanda en el segmento inmobiliario asunceno. Mientras hay una sobreoferta de departamentos de lujo -cuyos costos llegan incluso al millón de dólares-, sólo el 11% de los con¬sultados afirmó estar en condiciones de pagar más de G. 3 millones al mes. La Capadei ya trabaja en viviendas más accesibles.

karina Godoy

[email protected]

Acceder a la casa propia en estos tiempos de crisis se ha vuelto cada vez más difícil para la clase media. Sobre todo en un país en donde el 30% de la pobla­ción ocupada gana en­tre el sueldo mínimo (G. 1.824.055) y un poco más (hasta G. 2.700 millones), mientras que un 37% gana menos que dicha base sa­larial, según la encuesta Permanente de Hogares 2014.

En este marco, el ge­rente de la consultora CCR, Mauricio Larrosa, comentó que un estu­dio realizado por dicha empresa revela que el 43% de la población está dispuesta a pagar men­sualmente para tener una casa propia; entre G. 1.500 millones hasta G. 2 mi­llones, de un total de 600 entrevistados.

Asimismo se puede ob­servar en la encuesta que un 18%, inclusive mani­festó poder pagar menos que G. 1.500 millones, en tanto 28% pagaría hasta G. 2.500 millones y solo un 11% podría pagar cuotas mayores a los G. 3 millones.

FINANCIAMIENTO

Los encuestados por CCR destacaron que entre las principales opciones para acceder a las casas se en­cuentran la Secretaria Na­cional de la Vivienda y el Hábitat (Senavitat) y Coo­perativas.

Ante una consulta del dia­rio 5días, hecha a personas que viven en alquiler mues­tran que el desafío de las mismas para acceder a una casa propia es el acceso a los préstamos ya que asegu­ran que los intereses en los bancos son amplios y con el sueldo que disponen, no pueden acceder.

“Con pagar el alquiler, mi pasaje para venir al trabajo y mi comida estoy a lo justo y por ello no puedo acceder a los préstamos de los bancos porque el interés es alto”, manifestó José Gutiérrez.

En tanto Marilina Barreto destacó: “Todo depende del sueldo y con el salario míni­mo no alcanza para realizar un préstamo para comprar una casa”.

El nivel de déficit habi­tacional que la Senavitat estima, de acuerdo con los últimos datos, es del millón de viviendas.

NICHO DESATENDIDO

Actualmente existe un de­sarrollo masivo del sector inmobiliario, pero éste se encuentra enfocado para el sector de la clase alta por lo que el nicho desatendido sigue siendo la clase media baja.

Al respecto, Javier Talave­ra, director de Sumá, Desa­rrollo Inmobiliario destacó: “Los inversionistas que están desarrollando inmue­bles a un costo más amplio, al final no pueden vender en su totalidad. Es necesario ampliar el abanico de pro­ductos que se ofrecen para el target de clientes de la clase media, hay un mercado in­teresante para propiedades así, pero tendrá que ser en las afueras de Asunción”.

PROPUESTAS

Los empresarios miembros de la Cámara de Desarro­lladores (Capadei) meses atrás habían presentado su propuesta para realizar ré­plicas del modelo peruano de construcción masiva de departamentos y casas.

El precio base para este modelo es de US$ 50 mil, con el costo del terreno incluido, financiación a largo plazo y bajas tasas de interés.5 DIAS
PUBLICIDAD:
11866463_976962135658487_3377937721706357609_n

Comentarios

Más popular

Arriba