Otros

Carperos se preparan para bloquear los silos de Favero en Ñacunday

La Coordinadora Oñondivepa, integrada por 1.115 familias de ocho colonias, analiza bloquear en los próximos días los accesos a algunos de los silos que posee el Grupo Favero en Ñacunday, para forzar la aprobación en Diputados del proyecto de ley de expropiación de tierras en la zona.
carperos-se-preparan-bloquear-los-silos-favero-nacunday
Los silos Totensa, Verónica y Santa Catalina podrían ser afectados por la medida de fuerza.

El dirigente Francisco Jiménez manifestó a Última Hora que además del cierre de los accesos a los silos, se trasladarán a la capital del país para buscar el consenso entre los diputados.

“Es necesaria la expropiación, porque hay una necesidad muy grande”, expresó Jiménez, a la par de adelantar que el viernes se realizará una reunión para definir el día en que iniciarán los bloqueos.

La Coordinadora Oñondivepa está conformada por las colonias privadas Lomas Valentinas, Toro Cuá, Toro Cua’i e Itaipyte y las colonias del Indert Paranambú, 8 de Diciembre, Chacoré, y Yacui.

El pasado 21 de mayo, la Cámara de Senadores resolvió, por una mayoría de disidentes colorados y de la multibancada, la expropiación de una parte de las miles de hectáreas que posee el Grupo Favero en Ñacunday.

Son 11.681 hectáreas con 8.616 metros cuadrados, correspondientes a la finca Nº 4036 y sus desprendimientos, que se pretenden expropiar a favor del Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert).

La finca 4.036 tiene varios desprendimientos y en igual situación se encuentran otras fincas, debido a las constantes modificaciones que realiza el Grupo Favero en los Registros Públicos.

Rechazo. El proyecto de ley de expropiación podría atascarse en la Cámara de Diputados, en donde se concentra una mayoría oficialista y hasta ahora no existen los votos necesarios.

El titular del Indert, Justo Cárdenas, se pronunció en varias oportunidades en contra de la expropiación, advirtiendo del millonario pago que se debe realizar en concepto de indemnización al propietario de las tierras.

También se encuentra en contra de la expropiación, la comisión vecinal sin tierra Santa Lucía, integrada por 300 familias, que piden recuperar unas 11.141 hectáreas de excedente en la zona. Las tierras que quieren los carperos corresponderían a un excedente de la finca Nº 4036.

Así también, la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), por medio de un comunicado, manifestó su rechazo a la posible expropiación.

Latifundio. El Grupo Favero es liderado por Tranquilo Favero, conocido como el rey de la soja, dueño de unas 230.000 hectáreas en todo el país.

El distrito de Ñacunday tiene una superficie de 85.000 hectáreas, de las cuales, según datos de la Dirección General de los Registros Públicos, el Grupo Favero ocupa 52.942 hectáreas con 3.508 metros cuadrados; es decir, el 62,3 por ciento del municipio con 18 fincas ubicadas en el lugar conocido como Agrotoro.

Un regalo. El Grupo Favero paga al Municipio de Ñacunday en concepto de impuesto inmobiliario apenas 2.820 guaraníes por hectárea, según confirmó a Última Hora el propio intendente local, Pedro Duarte.

Además de los 2.820 guaraníes, la Comuna cobra a todos los propietarios de terrenos G. 10.000 por hectárea para el mantenimiento de caminos. Entonces, el Grupo Favero abona al municipio G. 12.820 por cada hectárea que ocupa.UH

Comentarios

Más popular

Arriba