Internacionales

Balance bancario: Solvencia y Liquidez

Tanto los activos como los pasivos de las entidades bancarias para­guayas han crecido 5 veces en términos no­minales en los últimos ocho años, lo que de­muestra la expansión del negocio. Los ratios de solvencia y liquidez de los bancos se mues­tran saludables. Sin embargo, el reciente au­mento del 50% en los préstamos renegociados representa un desafío para el futuro del nego­cio bancario.
Fuente: BCP
[email protected]

La solvencia y la liquidez de las entidades bancarias se miden por ratios, a partir de los componentes del balance; de ahí la importancia de entender como están conformados el activo y el pasivo bancario.
PUBLICIDADE:
1919612_1203389903012465_7594708261898672561_n

ACTIVOS BANCARIOS

Los activos bancarios incluyen todo lo que pertenece a la entidad financiera. Los acti­vos de los bancos paraguayos alcanzaron 108 billones de guaraníes a enero de 2016, lo que indica un aumento de casi 5 veces en términos nominales desde hace ocho años.

Cada banco debe tener un porcentaje de los depósitos, 18% promedio mensual, guardado en el Banco Central con el objetivo de asegu­rar su capacidad para afrontar riesgos, a esto se lo denomina encaje legal y forma parte de los activos. Actualmente los bancos tienen al­rededor de 10 billones de guaraníes deposita­dos en la banca matriz en concepto de encaje legal.

Por otro lado, las entidades bancarias hacen inversiones que forman parte de sus activos para poder aumentar su capital, así las mis­mas compran instrumentos financieros tales como letras de regulación monetaria, que son emitidas por el Banco Central, o valores pri­vados.

Los bancos paraguayos tienen en total tienen 6,3 billones de guaraníes invertidos en valo­res públicos que son considerados líquidos y de bajo riesgo. Al mismo tiempo, tienen in­vertidos alrededor de 7 mil millones de gua­raníes en valores privados, es decir bonos y/o acciones corporativos.

Si bien las cifras mencionadas son impor­tantes, los principales componentes de los activos bancarios son los préstamos, ya sean préstamos que las entidades otorgan a sus clientes para consumo, hipotecas, o para proyectos empresariales; o los préstamos in­terbancarios.

El 66% de los activos bancarios paraguayos está compuesto por la cartera de créditos. Este elevado porcentaje indica que el negocio principal de la banca paraguaya es tradicio­nal: otorgar créditos, y a través de ellos, capi­tal para financiar proyectos de los diferentes sectores productivos. En relación con otros tipos de instrumentos para la financiación de largo plazo, como las inversiones bursátiles, los créditos son más importantes en nuestro mercado.
PUBLICIDADE:
agua glucha

PASIVOS BANCARIOS

El otro componente importante dentro del balance de las entidades bancarias son los pasivos bancarios, que representan a todo lo que el banco debe y constituyen las fuentes de financiación de sus actividades. Los pasivos de bancos paraguayos alcanzaron 97 billones de guaraníes a enero de 2016, lo que indica un aumento de casi 5 veces desde el 2008 en tér­minos nominales.

El componente más importante al analizar los pasivos bancarios son los depósitos, ya sean a la vista o a plazo. El 78% de los pasivos bancarios esta conformado por los depósitos de los clientes de las entidades financieras. A enero de 2016, el total de depósitos bancarios alcanzó 75 billones de guaraníes.

Otro componente, son las deudas contraídas por las entidades, ya sean préstamos que las entidades financieras piden a otras organiza­ciones o las emisiones de valores en el mer­cado bursátil que las mismas realizan para poder financiar sus actividades, tales como la concesión de préstamos.

Uno de esos valores son los bonos financie­ros, que no pueden ser convertidos en accio­nes y que pasan a ser una deuda del banco emisor. El total de la emisión se contabiliza en los pasivos bancarios. A comienzos de 2016, los bancos paraguayos han emitido alrededor de 5 billones de guaraníes.
PUBLICIDADE:
ORTOFACE

SOLVENCIA

Analizando la relación de activos y pasivos bancarios podemos determinar si un banco es solvente o no: si los activos bancarios de una entidad son superiores a los pasivos, la en­tidad cuenta con un capital saludable y se la considera solvente.

El indicador utilizado para medir la solvencia de una entidad financiera es la proporción de recursos propios de la empresa con respecto al volumen total de activos. Los bancos pa­raguayos presentan en promedio un ratio de patrimonio neto sobre el activo del 10%.

Este número refleja el efecto de regulación sobre el sector, que aplicando estándares de regulación internacional como Basilea I, obli­ga a tener como mínimo el 8% de capital.

Por el otro lado, si los pasivos bancarios de una entidad son superiores a los activos, la misma es considerada insolvente. Es decir, la entidad no podrá cumplir con sus compromi­sos en caso que se presenten tiempos econó­micos desfavorables.

LIQUIDEZ

Además de utilizar los activos y pasivos ban­carios para analizar si una entidad financiera es solvente o no, estos se utilizan para estu­diar la liquidez de las instituciones.

En caso de que surja una crisis financiera, las entidades financieras deben tener la capaci­dad suficiente para satisfacer en ese mismo momento sus obligaciones a corto plazo; para esto es importante mantener la liquidez ade­cuada. Cabe destacar que una liquidez exce­siva tampoco es recomendable porque dismi­nuye la rentabilidad del negocio.

Un indicador utilizado para medir la liquidez de las entidades es el ratio activos sobre pa­sivos. El ratio de liquidez de los bancos para­guayos es aproximadamente 111,5%, es decir, los bancos paraguayos cuentan con suficien­tes recursos para cubrir sus deudas.

ASPECTOS A CONSIDERAR

Hasta el momento los ratios del sistema fi­nanciero paraguayo demuestran que el mis­mo cuenta con suficiente solvencia para hacer frente a shocks económicos. Los bancos para­guayos cuentan con el suficiente nivel de pre­visiones para lidiar con préstamos que pue­den presentar dificultades y con la liquidez adecuada para dar respuesta a la tendencia cortoplacista de los depósitos en el sistema.

Sin embargo, para mantener un buen ma­nejo de activos bancarios es recomendable la diversificación en cuanto a los créditos otor­gados. En Paraguay esta estrategia podría re­presentar un desafío debido a que el 35% de los créditos son otorgados al sector agropecuario.

En lo que va del año los bancos se vieron obligados a renegociar alrededor del 16% de los préstamos, esto indica un aumento de casi el 50% en comparación al 2015 y se debe a la caída en el rendimiento agrícola. Si no se to­man medidas adecuadas y oportunas, como controlar la morosidad, la tendencia creciente de préstamos renegociados podría afectar la solvencia y rentabilidad del sector bancario. 5dias

PUBLICIDADE;
banner-anuncie

Comentarios

Más popular

Arriba