Internacionales

Aprenda a ahorrar según su edad y capacidad actual

El ahorro no es preci­samente una cuestión de solvencia, sino de hábitos, y éstos están directamente relacionados con la manera como obtenemos gratifi­cación física o emocional.

“Cuando tomamos cons­ciencia de que el ahorro en realidad es una deuda que tenemos con nuestro ‘‘yo del futuro’’ podemos verlo como una fuente de satis­facción para el mañana.

Esto nos ayuda asumir un compromiso con nosotros mismos, a tomar decisio­nes y actuar de manera di­ferente para obtener resul­tados diferentes”, inició así la experta en finanzas per­sonales Adriana Bock de la Organización de Educación Financiera Superarte en conversación con 5días.
PUBLICIDADE:
agua glucha

¿CUÁNTO DEBEMOS AHORRAR?

Siempre uno se pregunta qué parte su salario debe ahorrar. En cuanto a los porcentajes, es clásico ha­blar de un 10% mínimo, pero este porcentaje puede ser menor o mayor depen­diendo de distintos fac­tores como la edad (sobre todo si se trata del ahorro para la jubilación), la meta para la cual se está aho­rrando, la capacidad actual de ahorro de la persona o familia, la cual puede estar condicionada no solo por el ingreso, sino sobre todo por los egresos, entre ellos las deudas.

PARA EL JOVENPUBLICIDADE
13516469_10210132154285861_4534715048324970584_n

Para los jóvenes de 20 a 35 años de edad, Adriana recomienda que prime­ramente deben tener un plan para el corto, me­diano y largo plazo, en el cual estén trazadas metas claras. “Para cada meta es necesario cuantificar tanto los recursos que se necesi­tarán como el tiempo que se está dispuesto a esperar para lograrla, de forma tal a poder establecer el mon­to anual o mensual a aho­rrar”, explicó la experta.

Por ejemplo, añade Adria­na, si la meta es reunir G. 10 millones en 2 años para realizar una inversión, la técnica consiste en dividir esa cantidad entre 24 para determinar el monto men­sual a ahorrar, en este caso, G. 416 mil aproximada­mente. “Este monto puede representar un porcentaje diferente dependiendo del ingreso de la persona, pero nótese que el cálculo resul­ta de la meta y del tiempo. Así mismo, si la persona no tiene la capacidad de aho­rrar ese monto, probable­mente deberá ajustar sus gastos o incluso extender el plazo, pero no renunciar a su meta”, reglamentó.

PARA EL ADULTO

Según Adriana, los pasos para esta edad son básica­mente los mismos, aunque los desafíos en este rango de edad son considera­blemente mayores. A esta altura de sus vidas muchas personas ya han asumido el compromiso de mantener una familia e incluso han contraído deudas impor­tantes para la adquisición de bienes de alto precio, como vehículos o casas. “Si bien los ingresos probable­mente hayan crecido con relación al inicio de su vida laboral, este es el momento de consolidar el patrimonio con miras a disfrutar de una jubilación tranquila. Por lo tanto, el desafío de ahorrar como mínimo el 10% de los ingresos y, sobre todo, de dar rendimiento a estos ahorros a través de la inversión, se convierte en un imperativo”, expuso.

PARA LA TERCERA EDAD

Al llegar a esta edad, si no se ha comenzado antes a ahorrar y se desea empe­zar a hacerlo, el esfuerzo requerido es mucho mayor que en la juventud. “Una de las razones es que el hábito nunca logró instalarse, y esto probablemente haya ido acompañado por falta de planificación de los gas­tos y/o exceso de deudas, lo cual limita considera­blemente la capacidad de ahorro en cualquier etapa de la vida”, objetó. Pero aun existiendo capacidad de ahorro, la inminente jubi­lación obliga a ahorrar por­centajes mayores, incluso hasta el 50% del ingreso. 5DIAS

PUBLICIDADE:
download
WWW.PARAGUAYDIGITAL.COM
FM PARAGUAY DIGITAL – 24 HORAS DE MUSICA PARAGUAYA.

Comentarios

Más popular

Arriba