Otros

3/11: para unos “fecha feliz”, para otros el “oscurantismo”

Este jueves 3 noviembre se recuerda el cumpleaños de Alfredo Stroessner Matiauda, quien fue presidente de la República del Paraguay desde 1954 hasta 1989. Para unos este día es denominado “fecha feliz” y para otros representa el “oscurantismo” de los 35 años de gobierno dictatorial.

En la actualidad, para algunos expertos, cierto sector de la sociedad sigue extrañando “el autoritarismo” o los “favores políticos”, por lo que algunas personas, en cierto modo, siguen reivindicando la figura del dictador.

Este hecho se da por la “astucia” de Stroessner de saber manejar la coyuntura política durante la dictadura y por el hecho de haber “convertido” a la Asociación Nacional Republicana (ANR) en un sistema de favores.

El sociólogo José Carlos Rodríguez considera que actualmente tenemos una democracia de “mala calidad” porque existe clientelismo político dentro de los partidos.

“Tenemos democracia de mala calidad o partidocracia porque la sociedad no tiene derechos y necesita usar a los partidos como un padrino”, explicó José Carlos Rodríguez, en comunicación con La Nación Digital.

La mala calidad de la democracia se da ante la poca elección de las autoridades, se elige por caudillos, por favores y no por ciudadanía o función de nuevos derechos.

Los partidos políticos son clientelistas, prebendarios. Además, esta situación siempre caracterizó a la población paraguaya. “El político cumple esta regla de juego, no tiene otra alternativa”, agregó el sociólogo.

Momento político
Rodríguez considera que el momento político en Paraguay no está encaminado hacia una dictadura, pero reconoce que ciertos gestos de apertura se volvieron para atrás. A su parecer, la función pública está más partidizada.

“También hay un retroceso de la democracia interna partidaria en el propio partido colorado porque se margina a los colorados que no son de cierta facción”, sostuvo el sociólogo.

Para el especialista, la discusión entre los actores políticos sobre la reelección presidencial no es un problema de la democracia, pero todos deben estar de acuerdo.

Datos para la memoria
La Comisión Verdad y Justicia recogió estos datos para reflejar el grado de afectación que tuvo en la población los 35 años de régimen dictatorial que encabezó el extinto general Alfredo Stroessner.

Los números de la Dictadura
336 desaparecidos
59 personas ejecutadas extrajudicialmente
9.862 detenidos en forma ilegal
18.772 personas torturadas
3.470 compatriotas exiliados
20.090 víctimas directas del régimen
107.987 víctimas indirectas (familiares)

Departamentos más afectados

Central
Cordillera
Caaguazú
Paraguarí
Misiones

Cultura discriminatoria
En la actualidad existe una cultura política descriminatoria, ya que cuando uno está a favor del Gobierno de turno es calificado como subalterno o stronista.

En caso de no comulgar la línea política, uno es tratado de comunista o socialista, en forma despectiva, no respetando la libertad de culto y pensamiento.

Además, aún existen dentro de la sociedad y en el Gobierno “muchas culturas autoritarias”, por una cuestión de seguir ejerciendo liderazgo político.

Más libres
Para Marilin Rehnfeldt, experta en antropología social, los pueblos indígenas tienen culturas más libres que la sociedad en general, a pesar de que los nativos pasaron “demasiado mal” durante el gobierno de Stroessner.

“Los pueblos indígenas pasaron demasiado mal. Fue una época muy difícil y dura para los nativos. Es una historia que aún debe exhibirse y que la sociedad debe conocer”, indicó la antropóloga.

Para Rehnfeldt, recordar a Stroessner, es sacar a luz 35 años de autoritarismo, de falta de libertades públicas, de pensamiento y de represión. Estos hechos afectaron en gran medida a la cultura paraguaya.

La antropóloga destaca que la cultura autoritaria ya se arrastra desde la época del doctor José Gaspar Rodríguez de Francia, de Carlos Antonio López y el Mariscal Francisco Solano López, pero durante la dictadura se dio en mayor medida.

Secuelas en la educación
El gobierno hegemónico dejó secuelas en varios ámbitos, especialmente en la educación, ya que aún se sigue demostrando ciertos temores en la conformación de centros de estudiantes, tanto en los colegios, como en las universidades del país.
“También veo que los padres tienen mucha influencia autoritaria sobre los chicos y tienen esa idea de que con Stroessner de vivía mejor”, sostuvo Rehnfeldt.

A su parecer, el hecho de que no se haya podido cambiar el pensamiento de cierto sector de la sociedad en la etapa de la democracia, refleja el fracaso del sistema educativo en Paraguay.

La solución para que la población se olvide del sistema autoritario de Stroessner, para la experta, solo se puede lograr con una mejor educación, de calidad, más democrática y más pluralista.

Alfredo Stroessner cumpliría hoy 104 años. Tras ser derrocado el 3 de frebrero de 1989 fue exiliado al Brasil, país donde falleció el 16 de agosto de 2006.

En los últimos meses se han identificado a varias víctimas desaparecidas en aquella época, gracias al trabajo de un equipo multidisciplinario de antropología forense, del que forma parte el doctor Rogelio Goiburu, hijo de uno de los desaparecidos.

lanacion

Comentarios

Más popular

Arriba