Otros

2016: El año en el que la economía no salió a las calles

Los indicadores de crecimiento del Paraguay indican un buen desempeño en el año 2016, sin embargo en las calles se sienten los efectos de la desaceleración económica. El sector terciario, donde trabaja la mayor parte de la población, se viene desacelerando hace 4 años.

José Meyer

[email protected]

ANTECEDENTES

El Banco Central del Paraguay (BCP) vino anunciando, en el transcurso del año, que el crecimiento de la economía se mantiene en un buen nivel, teniendo en cuenta la desaceleración económica general y la caída de nuestros principales socios comerciales.

En la segunda revisión de crecimiento del producto interno bruto (PIB) para el año 2016, llevada a cabo en el mes de julio, el BCP aumentó su proyección de 3 a 3,5% y, en la tercera revisión presentada en octubre, la nombrada institución volvió a realizar una corrección al alza al proyectar un crecimiento del 4%. Un incremento del PIB del 4% en el Paraguay lo coloca entre los países con mayores niveles de crecimiento de la región.

A pesar de que el BCP y distintas instituciones internacionales elogian el desempeño económico del Paraguay, que se mantiene creciendo a niveles moderados en una coyuntura desfavorable, estos resultados están muy lejos de ser percibidos por el público en general. El consumo y el comercio fueron fuertemente afectados por la desaceleración económica y ni las promociones ni el Black Friday pudieron incentivar el gasto de la población, que se mantiene cautelosa.

En comunicación con el diario 5días, el economista Amílcar Ferreira dio su opinión sobre el tema.

DESACELERACIÓN

El economista Amílcar Ferreira compartió con el diario 5días: “Cuando hablamos del crecimiento del PIB, es el promedio del crecimiento de todos los sectores de la economía. Este año, ese crecimiento estuvo particularmente concentrado en unos pocos sectores, la generación de energía eléctrica fue el sector que más creció, seguido por la construcción de obras públicas, la carne y en menor medida la agricultura”.

Ferreira siguió explicando: “El sector servicios, que es la mitad de la economía, se viene desacelerando los últimos 4 años. Ese sector, que es en el cual trabaja la mayor cantidad de gente, es el que crece más lento y eso es lo que genera esa sensación de que el crecimiento no le llega a mucha gente”.

En la tercera revisión de crecimiento del PIB, se puede observar que de hecho, desde el 2013, el sector terciario viene experimentando niveles de crecimientos menores de manera sistemática. En el 2013 el crecimiento del sector fue del 8,7%, mientras que en los años 2014 y 2015 el sector se incrementó en 5,9 y en 2,4%, respectivamente. Para el presente año el crecimiento proyectado es todavía menor, del 1,6%.

En el mencionado sector se encuentran los servicios de transportes, comunicaciones, comercios, finanzas, viviendas, hoteles, restaurantes, servicios a hogares, etc., por lo tanto, la desaceleración de estas actividades incide fuertemente en el bienestar general de la población.

COMERCIO

El comercio del Paraguay es otro sector que fue fuertemente afectado por la desaceleración económica. En la segunda revisión del crecimiento del PIB para el 2016, realizada por el BCP, se proyectaba un incremento del 0% del mencionado sector. Sin embargo, en la siguiente revisión, del mes de octubre, el BCP llevó a cabo una corrección al alza para el crecimiento del comercio, ubicándolo en 1,9%, impulsado por la mayor actividad registrada en las fronteras.

Beltrán Macchi, presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios de Paraguay (CNCSP), en comunicación con el diario 5días opinó: “El comercio en general ya tuvo un comportamiento a la baja hacia finales del año pasado, el segundo semestre del 2015 fue bastante complicado para el comercio y todo este año se ha mantenido con una caída en las ventas. No se ha revertido la caída en el consumo”.

Macchi también opinó que el crecimiento del país se está dando en ciertos sectores específicos, como la construcción, la energía eléctrica, la industria y la agricultura, pero que el comercio no está siendo beneficiado actualmente por el mejor desempeño de estas actividades. En la opinión de Macchi, el bajo nivel de ventas podría continuar por un buen tiempo. “No hay señales de que haya un repunte razonable en el 2017”, agregó.

El presidente de la CNCSP afirmó que de hecho en los últimos meses se registró un mayor movimiento en el comercio de frontera, pero que el consumo interno del país, de los paraguayos en general, aún no se recupera.

Entre los factores que generaron la reducción del consumo, Macchi citó a los menores precios del sector agrícola, a la Ley de Tarjetas y al estancamiento del crédito del sector financiero. “En la economía en general hay menos circulación de dinero”, finalizó Macchi.

CONSUMO

El nivel de consumo de los ciudadanos se puede apreciar en parte por las compras en los supermercados. El diario 5días se comunicó con Christian Cieplik, presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu), con el fin de conocer la percepción que tiene sobre el consumo en el presente año.

Cieplik mencionó: “El PIB del país puede estar creciendo, pero en los supermercados la gente está gastando lo necesario. Yo estimo que mucha gente usa el dinero disponible que tiene para pagar cuotas o para inversiones y se vieron afectadas en su capacidad de gastos para supermercados”.

El presidente de la Cámara Paraguaya de Supermercados también se refirió a la Ley de Tarjetas, mencionando que ocasionó un gran impacto en el consumo. “Acordémonos que la gente hacía las compras con 12 cuotas sin intereses. Vale decir que la gente dejó de pagar la última cuota en el mes de octubre del 2015 y durante todo este tiempo tuvieron que pagar una cuota sobre el mismo ingreso que les restó una capacidad de gasto”, compartió Cieplik.

“Nosotros sentimos que en el 2016 la gente no hizo ningún gasto innecesario”, recalcó Cieplik, compartiendo que la caída del consumo también va relacionada al menor contrabando, que obliga a las personas a comprar productos formales, reduciendo así la capacidad de gasto.

EFECTO DERRAME

El crecimiento del Paraguay no lo siente la población en general, porque la mayor parte del trabajo del país se encuentra en el sector terciario, que viene registrando un menor nivel de crecimiento desde el año 2013.

En la tercera revisión de crecimiento para el 2016 el BCP realizó una corrección a la baja para el sector consumo, que aumentaría en el presente año en 2,4%.

En su informe de política monetaria del mes de setiembre, el BCP indicó que el menor consumo es una consecuencia principalmente de la caída de los precios de los commodities, de la implementación de la Ley de Tarjetas y de la depreciación significativa que sufrió el tipo de cambio.

Los buenos resultados de crecimiento presentados en el presente año por algunas actividades económicas, si bien aún no pueden ser percibidos por la mayor parte de la población, con el tiempo podrían tener un efecto derrame que beneficie a la economía en general. 5dias

PUBLICIDAD:
armor-620x390

Comentarios

Más popular

Arriba