Policial

Río de Janeiro está bajo el control de miles de militares

Río de Janeiro está bajo el control de miles de militares

Los militares fueron desplegados en Río de Janeiro, ciudad devastada por la inseguridad y los choques entre bandas de narcotraficantes.

Río de Janeiro, Brasil. AFP.
Los militares vigilaban el sábado vías de accesos a Río de Janeiro, tras el lanzamiento de una operación contra el crimen organizado que controla amplias zonas de la ciudad, pero que deberá vencer ante todo el escepticismo de una población saturada de violencia.

El despliegue de una fuerza de 10.000 efectivos, 8.500 de ellos militares, fue autorizado el viernes por el presidente de Brasil, Michel Temer, y debería prolongarse hasta fines del 2018.

El ministro de Defensa, Raul Jungmann, reiteró ayer que el objetivo de la “Operación Seguridad y Paz” es asestar golpes en “el mando [del narcotráfico], en los arsenales”, en lugar de provocar un “efecto inhibidor” de solo algunos días o semanas.

“Estamos haciendo un reconocimiento de zonas y microzonas que será fundamental para las acciones futuras”, declaró. Los efectivos harán tareas principalmente de inteligencia y recurrirán a operativos sorpresa, descartando acciones ostensivas como la ocupación de favelas controladas por bandas de narcotraficantes.

Las tropas se concentraban el sábado particularmente en la conflictiva Baixada Fluminense (zona norte), en las cercanías del aeropuerto internacional del Galeao y en el oeste de la ciudad, constató la AFP. También había una decena de soldados en la rica y turística playa de Ipanema y frente al Museo del Futuro, situado en la zona portuaria remodelada para los Juegos Olímpicos del 2016.

Medios locales señalaron que algunos automovilistas expresaban con bocinazos su satisfacción de ver a militares asumiendo la tarea de restablecer la seguridad urbana. Pero el despliegue y la ostentación de armas asustaba a muchos turistas, que pedían explicaciones sobre lo que estaba sucediendo.

La Nacion

Comentarios

Más popular

Arriba