Fronteira

Brasil: hay que cuidar la frontera con Paraguay

La diferencia de precio en­tre la mercancía ilegal y la oficial, emitida por factura y otorgando garantía, es lo que motiva el contrabando en un país. La mayoría de la población sabe que el contrabando so­cava la producción nacional de los países, y el Gobierno tiene parte de la culpa por no regular estos procedimien­tos ilícitos.

Vicente Meza M.

[email protected]

La supervisión nada efi­ciente de las fronteras es la explicación de la entrada de tantos productos de contra­bando al país, lo cual tiene una importante influencia en la creación del crimen organizado y el narcotráfico.

PUBLICIDAD:
FB_IMG_1450493732920-574x415
Un análisis elaborado por Datafolha, demostró que seis de cada diez brasileños creen que la situación sería diferente si su gobierno for­taleciera la vigilancia de sus fronteras, en especial con el Paraguay, que permite gran circulación de mercaderías de origen negro.

EN EL PARAGUAY

El contrabando en nuestro país está más bien enfo­cado en ciertos productos alimenticios, como por ejemplo el aceite y el azú­car, además de algunos productos de limpieza para el hogar, por lo que afecta principalmente a ciertos sectores comerciales dentro de la economía nacional.

Es difícil hacer una cuan­tificación exacta, cálculos moderados elaborados por analistas concluyeron que en el 2013 el contrabando generó pérdidas por US$ 300 millones a la economía, pero claramente esto no se ajusta a la realidad.

Además que en los comer­cios de frontera no existe registro alguno ya que, las personas van y compran sin declarar el valor de lo que sale del país vecino y de lo que se ingresa al Paraguay.

BRASIL

Según Datafolha, uno de cada tres brasileños han comprado productos de contrabando y el 45% de ellos no sabe que está ad­quiriendo un producto de este tipo.

PUBLICIDAD:
outdoor-strida
Según la misma, los artí­culos predilectos de los con­sumidores son la electróni­ca, ropa, zapatos, juguetes y perfumes se introducen de contrabando, también se destacan los cigarrillos entre los productos que más ingresan de manera ilegal al vecino país.

La pesada carga tributaria es el principal problema, la que distorsiona la economía del vecino país, lo que hace que los productos legales tengan un mayor costo de venta.

Según una estimación ela­borada por el foro nacional contra la piratería (FNCP), el comercio ilegal en Brasil generó pérdidas a la econo­mía por una suma superior a los US$ 16,2 mil millones.

Mientras que en ingresos federales, se estimaría en casi US$ 7,4 mil millones.

No obstante, solo el 23% de los brasileños sugiere penas más duras para los que in­curran en el contrabando.

Según datos oficiales de la IRS, el 7% de las incautacio­nes realizadas por Brasil el año pasado, tuvo origen en Foz de Iguazú.

EL REMEDIO

Para los brasileños, la so­lución del problema sería la creación de un centro de inteligencia que involucre tanto al Brasil como al Pa­raguay.

Estimular la creación de empleos en ambos lados de la frontera, lo cual tendría gran impacto contra la lu­cha contra el contrabando, ya que el desempleo infor­mal y la mano de obra ba­rata es uno de los factores que motiva a los ciudada­nos a incurrir a este tipo de actos, los famosos paseros.

Es medio utópico ima­ginar que el contrabando se acabe de un día para otro, se puede controlar o achicar en alguna medi­da. Pero para eliminarlo deberán pasar muchas generaciones y aun así, el resultado final es casi una incógnita. 5DIAS

PUBLICIDAD:
12274689_1028267390527961_753908867215465032_n

Comentarios

Más popular

Arriba